The Walk

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Se formó en Palma a principios de 1987. El grupo lo crearon Steven Munar y Miguel Pérez, dos amigos sin experiencia musical previa pero con ganas de montar una banda. Empezaron ensayando con guitarras acústicas en casa de Steven hasta que consiguieron comprarse sus primeros instrumentos. Steven se dedicó a la guitarra y Miguel al bajo. Poco después se uniría al grupo Juan Andrés Mesquida a los teclados (instrumento que se convertiría en una de las características principales y diferenciales del grupo) y Miguel Rullán a la batería.

Desde un inicio compondrían sus propias canciones, unas composiciones en las que se reflejaban claramente sus influencias del Pop-Rock británico y la psicodélica ochentera. Esas primeras canciones evocaban los sonidos de los primeros The Cure, los australianos The Church o incluso The Sound y Chameleons.

Durante los dos primeros años (87-88) grabaron dos maquetas en los estudios de Miguel Caldentey y tuvieron la suerte de tocar mucho en directo gracias a su incorporación en el circuito de conciertos del Sindicat del Rock, organizado por los hermanos Nicolau de los Ocults. En 1988 incluso se presentaron también al VI Concurso Pop-Rock del Ayuntamiento, pero sin mucha suerte.

Ya en 1989 se presentaban en el mes de Mayo en la Mostra Musical que organizó el Ayuntamiento en el Parc del Mar y poco después a las preliminares del VII concurso Pop-Rock que se celebraron en el Pueblo español aunque no conseguirían clasificarse para las semifinales. Ese mismo año, en el mes de Agosto, grabarían su tercera maqueta, esta vez en los estudios Digitals con Toni Fernández. En esta maqueta con 4 temas se nota ya una madurez en el sonido del grupo aunque siguen claras las influencias de bandas como Chameleons o los Cure.

The Walk no actuaban por entonces mucho en directo pero trabajaban incansablemente los ensayos, Steven no dejaba de componer y el resto de la banda de arreglar las nuevas canciones. En esta línea de trabajo entrarían de nuevo en noviembre de 1990 a grabar en los estudios Digitals. El resultado fueron cuatro nuevas canciones con un sonido más personal y de mayor calidad y en el que se reflejaban nuevas influencias más poperas como Smiths o Golpes Bajos. Con esta nueva maqueta bajo el brazo trabajaron más la promoción y la hicieron llegar a distintos medios con muy buenos resultados de crítica tanto a nivel local como nacional con referencias en revistas como Rockdelux.

Al año siguiente, 1991, se produciría el primer cambio en la formación tras cuatro años, con la salida del batería Miguel Rullán ocupando su lugar Toni Recio. Con esta nueva formación el sonido cambiaria bastante incorporando mas distorsión en las guitarras. Además participarían un año mas en el concurso Pop-Rock del Ayuntamiento a celebrar este año siendo uno de los 20 seleccionados para las semifinales a celebrar en el velódromo de Son Moix, pero no conseguirían su pase a la final. El nuevo batería no duraría mucho más y a finales de 1991 entraría en su lugar Helio Díaz, batería con el que alcanzarían el sonido más personal y profesional y con el que se presentarían al X y último concurso de Pop-Rock en el mes de Agosto de 1992.

Para la fase clasificatoria presentarían canciones de su última maqueta de 1990 y una vez mas conseguirían su pase a las semifinales. Gracias a ser uno de los 12 seleccionados verían su canción "Second contradictions" (de su maqueta de 1990) editada en la cinta promocional que el Ayuntamiento repartiría entre bares y radios para dar a conocer a los grupos de cara a las semifinales. Sin embargo no consiguieron formar parte del reducido trío seleccionado para la final.

Ese mismo año 1992 The Walk grabarían su quinta y última maqueta, esta vez realizada por Jaume Nicolau de los Ocults en los estudios de Toni Noguera. Aquí ya se aprecia un sonido The Walk, maduro y personal. De nuevo la maqueta les proporcionó muy buenas críticas y les permitió participar en el Concurso Pop-Rock Villa de Bilbao. La maqueta también se editaría por el Fanzine independiente de aquella época The Reserve.

A pesar de su madurez musical y de ser uno de los grupos de la isla con un sonido más personal, colgaron sus instrumentos y disfrutaron de un largo año sabático regentando un bar que llegaría a ser referente en el cirtuito underground de la isla: Bad Seeds. En esa época también editarían el fanzine independiente La manzana habla. Tras ese periodo el teclista Juan Andrés Mesquida abandonaría el grupo y el resto ya como trío pasarían a formar The Tea Servants. The Walk nos dejaba tras 6 años con 5 maquetas que reflejan su evolución y sellan su paso por la historia musical de Mallorca.

Redacción NO80s
(Aportaciones: mallorca.nochentas.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada