Última Convocatoria

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Última Convocatoria tuvo su origen en 1984, cuando Pedro Lozano (batería), Rafa Carles (bajo) y José Carlos Cárceles (guitarra) tenían 16 años. A José Carlos le habían encargado organizar una actuación musical para amenizar un acto del colegio en el que estudiaban los tres. Cuando Pedro se enteró, fue a buscar a José Carlos, a quien no conocía hasta entonces, y le convenció para que le dejara participar (aunque todavía no tenía batería), enrolando de paso a su amigo Rafa. Con unas cuantas piezas de batería prestadas, dos guitarras viejas y dos amplificadores de 10 vatios cada uno, se produjo la primera actuación. La dirección del colegio esperaba escuchar instrumentales melódicos, pero lo que se encontró fueron versiones de Loquillo, Pistones y Kaka de Luxe, lo que valió al grupo, todavía sin nombre, la calificación de (literalmente) "la peor actuación de la noche, por delante de uno que salió a contar chistes verdes".

Pero como se lo habían pasado de muerte, Pedro, Rafa y José Carlos siguieron ensayando con instrumentos viejos, o prestados, hasta que Pedro se compró la batería. Como no tenían dinero para alquilar un local, ensayaban en la terraza de casa de Pedro, cuyos familiares y vecinos probablemente todavía se acuerden de aquellas sesiones.

En marzo de 1985 se produjo la primera actuación bajo el nombre Última Convocatoria en el desaparecido pub Adara de Murcia, donde ya interpretaron algunas composiciones de José Carlos junto a versiones de Gabinete Caligari, KGB, Leño y Siniestro Total. En junio tocan en la discoteca Lord Pepe de Crevillente (Alicante), y poco a poco van incorporando canciones propias y desechando versiones. Aún mantienen las guitarras viejas y uno de los amplificadores de 10 vatios.

Más tarde se incorpora Pedro Casanova (guitarra), compañero de clase de Pedro y Rafa y habitual de los ensayos en la terraza. Por esta fecha también adquieren amplificadores más potentes, con lo que ya casi no caben los cuatro y el instrumental en la susodicha terraza. Los vecinos parecen opinar lo mismo.

Seguidamente se presentan al 1er Certamen Pop-Rock Ciudad de Benejúzar (Alicante), y para sorpresa del propio grupo quedan los primeros, por delante de Los Elegidos (una estupenda banda de Beniel) y Contagio (tecno-pop). En esa época ya han desarrollado cierto repertorio propio con canciones escritas por José Carlos. En febrero de 1986 graban su primera maqueta en la tienda de Ángel Igualada, y la presentan al Murcia Joven. Naturalmente, no pasan de las semifinales.

A finales de 1986, el grupo se separa, y algunos de sus miembros forman otro, éste de rock duro: Albatros, con Pedro Lozano (batería), Pedro Casanova (guitarra), José Carlos (esta vez en el bajo) y Antonio (guitarra y voz). Simultáneamente, José Carlos empieza a tocar la guitarra con un grupo de pop-punk en el que toca el bajo Juan Albacete, el cual da una actuación en el pub Golem bajo el nombre Abdullah y los Fraudulentos, y poco después se cambia el nombre a Golem, como el bar en el que habían tocado. Mientras tanto, José Carlos y Pedro Lozano deciden resucitar Última Convocatoria con ayuda de Juan Albacete, ahora como trío. Las cosas se complican cuando las tres formaciones se presentan al Murcia Joven de 1987: Golem y Última Convocatoria deben actuar la misma noche, coincidiendo dos de sus miembros en ambos grupos (en realidad de uno a otro sólo cambiaba el batería). Así que Juan y José Carlos deciden abandonar Golem, que no llega a actuar esa noche. Tras la actuación de Albatros en el Murcia Joven unos días después, José Carlos y Pedro Lozano también dejan esa banda. Ninguno de los grupos pasa de las semifinales.

Con la nueva formación (Pedro, Juan, José Carlos), Última Convocatoria graba su segunda maqueta en abril de 1987 con Javier Toral, y realizan algunas actuaciones (Festival Pedro Pop de las Palas, Archena teloneando a Dementes, bar Luna de Santiago de la Ribera, una discoteca en Alcantarilla...). A finales de 1987 o principios de 1988 Pedro Casanova vuelve a unirse al grupo, pero tras unos meses los dejará, incorporándose a Los Fanáticos, con los que permanece desde entonces. Tras la actuación del Murcia Joven de 1988 (nuevamente sin pasar de la semifinal), el grupo tiene claro que necesita otro guitarrista, por lo que incorporan a Nacho Gutiérrez, tocando de nuevo en el bar Luna de Santiago de la Ribera, esta vez teloneando a La Banda Cruda.

Tras el verano de 1988, Última Convocatoria se transformará en La Postura con la entrada de José María Riquelme como cantante.

Redacción NO80s
(Aportaciones: José Carlos Cárceles, murciaenlos80.blogspot.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario