Crónicas Húmedas

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Oviedo, principios de 1983. Tres jóvenes 'suicidas' y sus respectivos instrumentos deciden formar un grupo musical llamado Cuña (en homenaje a Leño) que meses después, tras un acertado lifting, acabaría llamándose Crónicas Húmedas. Los atrevidos chiquillos eran Manuel (bajo), Carlos (guitarra) y Oswaldo (batería). Poco después se incorpora el "huracán" Mercedes Covisa y Pablo Vaquero; éste último con sus tiernos catorce años acabaría convirtiéndose en el líder y compositor indiscutible del grupo.

Alineados en la 'onda siniestra' (Siouxie, Bahuhaus...) y atrapados por la maquinaria after-punk y el pop años 60, un año después, se presentan en directo. Aquella fue la primera vez, y su Wembley Arena fue el patio de los Maristas, y su público los habitantes del Bronx ovetense...

Ese mismo año graban su primera maqueta, no sin antes sustituir a Carlos y Oswaldo por José Miguel y Emilio, ambos provenientes de Modas Clandestinas. Su primera maqueta contenía tres temas: "Lamento Interior", "Juego Mortal"· y Los Espejos Viven" y con ella consiguen quedar finalistas en la primera edición del Concurso de Maquetas convocado por Radio Asturias FM.

Su siguiente actuación fue en la discoteca Escena, uno de los antros que más gente se llevaba allá en los modernos 80. La humedad del ambiente era relativa pero suficiente y a ello contribuían también unos cuantos amigos de refuerzo como José Luis (saxo) y Luzma, Giselle y Candín (coros).

Un pacto con el diablo y consiguieron grabar un video y casi, casi, todo un LP, pero tal vez no se atrevieran a vender su alma del todo, por lo que el vinilo grande se les escapó de las manos. José Luis, el saxo, y Manuel Briansó, el bajo, emigran rumbo a Modas Clandestinas (donde ya militaban José Miguel y Emilio), por lo que los mermados Crónicas Húmedas aguantan lo que pueden aunque intuyen que el final está cerca. Mercedes (voz) y Pablo (teclados) aguantan el tirón y adoptan a Candín como vocalista, a Antonio Izquierdo como bajista y acogen de nuevo a Carlos y Oswaldo.
Su sonido se mueve entre la búsqueda del difícil equilibrio entre la alegría de los B´52 y el pop oscuro de Siouxie & The Banshees. Nueva maqueta (1985) con los temas "Kinder Garten (Der schlaf)", "Luces y Disparos" y "Dove sei stata". Mercedes y Candín, probablemente poseen la mejores voces del pop asturiano, pero el grupo no pasa de la final en el sempiterno concurso de maquetas. Telonean a Danza invisible en la plaza de Toros de Oviedo y, no se sabe muy bien por qué, deciden quitarse de en medio. Para ello aprovechan un concierto en el que telonean a Burning y los asistentes les regalan el mejor de sus aplausos. Esta supuesta despedida no fue otra cosa que un necesario espacio de tiempo para la reflexión.

Tras intentarlo por separado, Pablo en Los Ritmods (luego Cómplices) y Mercedes en Asissi Underground, esta pareja, víctima de alguna extraña adicción fatal, vuelve a reorganizar su historia. Son los nuevos Crónicas Húmedas, son el fruto de dos años casi sabáticos empapándose de Style Council y Everything but te Girl. "Flower" Riesgo (guitarra) y Chus Gil (ambos ex componentes del grupo mod de Langreo La Tentación) se unen a Mercedes, Pablo, Antonio y Candín. Graban su tercera y última maqueta con los temas "Basta ya", "Sin salida" y "Rata-Hari".

Tampoco llegan a donde quieren y, un tanto hartos de haberse pasado media década organizándose para luego desorganizarse, deciden, ahora sí, disolverse definitivamente. Esto ocurrió en cualquier mes indefinido del año 1987, momento en que Mercedes, Pablo, Chús y Flower afilan sus dientes para convertirse en Murciélagos.

Redacción NO80s
(Aportaciones: "Tiempos Nuevos, Tiempos Salvajes" de Enrique Bueres-Colección Asturias SIJ del Norte, 1991)

No hay comentarios:

Publicar un comentario