Santiago Auserón

[Discografía] [Discografía, con Radio Futura] [Discografía, como Juan Perro] [Conciertos] [Prensa recortada] [Prensa recortada, con Radio Futura] [Prensa recortada, como Juan Perro] [Se fueron] [Imprenta] [Imprenta, con Radio Futura] [Imprenta, como Juan Perro]
Hablar de Santiago Auserón Marruedo es hablar de uno de los mayores exponentes del pop de nuestro país. Formó la legendaria banda Radio Futura, se transformó en Juan Perro y, en la actualidad, continúa una espectacular carrera en solitario.

Nació en Zaragoza en 1954, licenciado en Filosofía, ha centrado gran parte de su interés investigador en las relaciones entra la música y la filosofía.

Para que Radio Futura llegara a ser considerado como "Mejor grupo de la década de los 80", fue preciso que los hermanos Auserón tomaran el control del grupo a todos los efectos: a nivel artístico, con la salida de Herminio Molero; a nivel profesional, con el replanteamiento de la aptitud del grupo con los medios.

Herminio era una especie de activista que estaba empeñado en hacer un trabajo musical. Sin embargo, era un hombre que yo creo que no vivía la música más que como una idea. A la hora de practicarla realmente le faltaba una relación físico-corporal con la música. El comprendió que la música podría ser muy importante para utilizarla como medio de comunicación. Pero luego, todo eso era muy forzado, no se podía llegar a tocar con naturalidad y que sonase bien sin exceso de retorcimiento y de agresión.

A partir del 81 se concentraron enormemente en su trabajo, cumpliendo la necesidad de que el grupo se convirtiera en algo sólido. El primer formato de Radio Futura estaba construido sobre la ligereza, sobre la mundanidad, sobre conceptos distintos. Necesitábamos llegar a la convicción de que el grupo podía ser autónomo, a nivel de trabajo, para conseguir una cierta fluidez entre las ideas y los hechos.

La publicación de los singles 'La estatua del jardín botánico'/'Rompeolas' y 'Dance usted'/'Tus pasos supone el relanzamiento' del grupo en una nueva etapa encaminada hacia un rock más experimental y radical.

El caso de 'La estatua...' obviamente no estaba programado. Quizá quedó un poco más redonda que el resto de canciones de la misma época. Es un producto del azar también. Nunca renegaron de la posibilidad que el azar tenga una forma fascinante. Inmediatamente después, 'Dance usted': volver a replantear las cosas con la humildad de una banda de baile. Indudablemente a través del lenguaje del 'Dance usted' estaban tratando de jugar con varios niveles de sentido. En su momento, gracias a 'La estatua...' empezaron a salir un poco más de una etapa muy de local de ensayo. No se esperaba la reacción que tuvo la gente y, a partir de 1982, empezaron a llenar los conciertos, no sólo los de Madrid, sino también los de fuera.

El propio grupo producirá su primer disco, 'La Ley del desierto, la ley del mar' en 1984, con el que consiguen el reconocimiento multitudinario a una labor creativa tenaz e inteligente.

Ahí impusieron su dinámica. Querían asegurar terreno y dar una entrega rápida de lo que el grupo disponía. Y con la idea de sonido que habían desarrollado en directo. Entonces no necesitaban ninguna producción sofisticada; necesitaban asentar el contacto que ya habían establecido con la gente a través del directo, entregando un material que fuera claro por la vía del sonido directo. Entonces pensaron que lo mejor era un estudio en el que tuviesen tiempo suficiente para entregarse como productores con su propio material y reproducir el sonido directo con las mejoras que el estudio te permite. Cada trabajo tiene unas necesidades en concreto.

El nuevo disco, 'De un país en llamas' (1985), exige replantear el tema de la continuidad.

Prácticamente todo el material del disco ha estado elaborado a partir de notas que se han ido haciendo con el grupo en carretera, en la furgoneta, en hoteles, o incluso en casa pero con el feeling de los viajes. Esto da unas notas muy características. La energía del grupo se libera de una forma distinta, con unas leyes que son secretas hasta que no acabes de verlo. Nada más acabar la gira nos metimos en una casa en las afueras de Madrid para ver de qué material disponíamos cada uno. Estuvieron un mes allí y montaron una maqueta de ocho temas, de los cuales se han utilizado luego seis. Luego nos vinieron a Madrid, donde acabaron el resto del material. Pero vinieron los productores a verles y les dijeron que el Lp era para hacerlo allí en Londres a partir de los esbozos que tenían desarrollados. Así que nos fueron a Londres sin haber tocado nunca las canciones. Las tenían grabadas en cuatro pistas, pero todavía no las habían tocado todos juntos.

'El país en llamas' es un poco el tipo de fronteras que Radio Futura se ha ido encontrando y por las que se ha ido deslizando a lo largo de los viajes. Este es un disco de viaje. Y en un momento dado el país en llamas podía ser España, podía ser una especie de inconsciente profundo español, pero lo cierto es que lo comentaban mucho en Londres con sus productores y con los amigos, que el país en llamas está por todas partes. Claro que ellos van a expresar ese trance, por decirlo así, con formas propias del entorno que les rodea y con los fragmentos de realidad que han podido agarrar en el transcurso de los viajes.

Llegados a este punto, la salida de Solrac deja al grupo como trío.

Durante la gira del 85 y preparando 'De un país en llamas' se dieron cuenta de que sus intenciones ya eran realmente divergentes. Los contrastes fuertes y la falta de entendimiento empezaron con el planteamiento de los arreglos de 'Semilla negra' y de los temas más "coloraos". Solrac no tenía mucho interés personal en evolucionar por el camino de la música de fusión, y ellos necesitaban replantearse su aprendizaje como oyentes y aficionados al rock´n´roll y la música negra.

Dos años más tarde llega 'La canción de Juan Perro' (1987), un álbum del que están muy orgullosos, y que ellos mismo consideran como su mejor trabajo. Hay cosas en él de las que se sienten satisfechos. Son trabajadores de la música y están orgullosos de decir que, antes incluso de que se fueran a Nueva York a grabarlo, habían realizado como tres maquetas diferentes de cada tema.

Grabar en Nueva York resultó ser algo más que una experiencia. Luis tocó allí sus mejores recordings. En muy poco tiempo, además, pero con una estabilidad maravillosa. Enrique estaba feliz con el sonido de la guitarra. Y para cantar se disponía del mejor ambiente.

La grabación del directo 'Escuela de calor' (1989) parece cerrar un cierto período de aprendizaje.

Estaban haciendo un pop casi con técnicas y armonías de un jazz de segunda fila. También llevaron al límite la complejidad y forzado la síntesis de ritmos y colores musicales. Parecían una orquesta de engarce milimétrico y peligraba la espontaneidad. Ahora tenían material suficiente para comenzar una reflexión más depurada, limpiar un poco el terreno y seleccionar lo más valioso. Necesitaban dosificar mejor y retomar la sencillez. Buscaban una etapa de ligereza, un poco de aire fresco.

Tuvo una aceptación inesperada por parte del público. Fue la confirmación. Dio un gol con las ventas y sin embargo la crítica y la gente más cercana y más exigente no lo entendió bien o le pareció que no aportaba nada esencial. Ellos creían que ahí hay un corte muy interesante en su propia evolución. Ahí introdujeron arreglos en ciertas piezas que ya estaban comprometidas con todo este tema de fusión de ritmos calientes, toques ácidos, dureza y sensibilidad en los ritmos.

En 1990 editarán 'Veneno en la piel' con la mentalidad de "ahora vamos a hacer un disco totalmente claro, limpio, con un sonido acústico, timbres claros, microfonías simples". Y los temas igual: con concepto de pop, claros, sixties, netos. El tema 'Veneno en la piel' son los sesenta españoles. Suena un poco a música para escuchar en un seiscientos o en un Fiat 500.

Estarían dos meses ensayando, mayo y junio, y dos de actuaciones, julio y agosto. Cuatro meses en total. Por este año sería suficiente para ellos porque no querían perder el ritmo creativo en el que estaban inmersos, el cual se vería frenado por un período demasiado largo de conciertos veraniegos. Preferieron componer. El haber estado cuatro años seguidos de gira seguramente les permitiría hacer grandes actuaciones ante un público numeroso y llevar las cosas más relajadas.

El 29 de septiembre de 1990 se produce la última actuación de Radio Futura, en el campo de fútbol de Las Rozas (Madrid). Con 'Tierra para bailar' (1992) dan por concluida la actividad musical de Radio Futura.

Para Enrique fue un disco que pasó un tanto desapercibido pero conteniendo un montón de aciertos. Allí consiguieron trabajar sin nervios en un estudio. De ahí salió una de las mejores canciones de Radio Futura, que es 'El Puente azul'. Decidieron hacer una canción nueva sin preparación, sin prejuicio alguno, se dijeron a sí mismos: vamos a ponerle el nombre del bar de Dimitri, que es un amigo suyo de Londres, que se llama The Blue Bridge. Los acordes de bossanova, la historia del encuentro de blancos y negros, la vida del mestizaje londinense y los riffs, los acordes de base de bossanova con el riff ácido... Lo enchufaron todo, empezaron a hacer ruido, cada uno trabajando en un rincón. Grabaron un par de DAT´s de hora y media y en tres días estaba hecha.

En la primavera de 1992, Radio Futura emite su comunicado de disolución. Se cierra la 'Escuela de Calor'. Para Luís, la disolución estuvo directamente relacionada con esa sensación de que el negocio les iba a devorar: "Una vez que te pones con el chip de pillar y pillar, el rock se va a la mierda y vas engordando, en lo moral y en lo artístico. Nosotros lo vimos venir y echamos el freno". Este mismo año, y casi como punto y final, dentro de la caja cúbica que reúne todos los trabajos del grupo, se entrega nuevo material bajo el título de 'Rarezas', bocetos de canciones y tomas en directo hasta entonces inéditas.

Los proyectos de cada uno de los miembros de Radio Futura se ponen en marcha (Juan Perro, Luis Auserón y Enrique Sierra y los Ventiladores) hasta que en 1998 aparece, levantando una gran expectación, 'Memoria del porvenir'. Lo conforman los 15 temás significativos del grupo, cinco regrabados, uno remezclado y dos editados otra vez.

Juan Perro toma cuerpo una vez que Radio Futura (Santiago Auserón, Luis Auserón y Enrique Sierra) anuncia su disolución en la primavera de 1992, ante la necesidad de poner fin a una progresión excesivamente planificada, masificada e impersonal.

Bajo este nombre artístico, Santiago Auserón adopta la imagen de un trovador latino que husmea a ras de tierra, y de un sitio a otro, un sentimiento musical más tribal tratando de hacer la mejor música y la mejor poesía popular posible sin implicaciones comerciales inmediatas.

Su encuentro con Cuba genera, además de una meritoria recopilación ('Semilla de Son', BMG-RCA, 1992) en la que Santiago se hace a un lado y deja pasar la luz que emanan figuras soneras como Compay Segundo o el Trío Matamoros, la intención de poner en primer plano un concepto musical -hasta entonces minoritario en España- que conjuga el lirismo popular más aventurero y místico español y las tradiciones rítmicas africanas.

Da a conocer su nuevo proyecto musical, Juan Perro, en 1993, en la gira "Kiko Veneno y Juan Perro vienen dando el cante". Como Juan Perro graba en La Habana el álbum 'Raíces al viento' (1995) y, posteriormente 'La huella sonora' (1997), 'Mr. Hambre' (2000, año en que gira también por México y los EEUU) y 'Cantares de vela' (2002). Coproduce el segundo disco en solitario de Luis Auserón, 'El caos y el orden' (1997).

En la banda de Juan Perro colaboran habitualmente prestigiosos músicos de rock, jazz, flamenco y son. Realiza colaboraciones en disco con numerosos artistas: Compay Segundo, Kiko Veneno, Raimundo Amador, La Barbería del Sur, Malevaje, Pau Riba, Carlos Cano, Pancho Amat, Guerrilla Gorila, Marina Rossell. Participa en el proyecto 'De Granada a la Luna' (1998) en homenaje a Federico García Lorca. Compone las canciones para la obra 'Cacao' de la compañía teatral Dagoll Dagom (2000), por la que obtiene el Premio Max de las Artes Escénicas (2001).

Con Juan Perro ha obtenido premios al mejor músico del año (Cambio 16, 1995), mejor disco de rock latino en español (por 'Raíces al viento', según la revista La banda elástica de Los Ángeles, EEUU, 1995), premio a la mejor trayectoria artística (La banda elástica, Los Ángeles, EEUU, 2000). En reconocimiento al conjunto de su labor cultural, recibe la Medalla de Oro Santa Isabel de Portugal, de la Diputación Provincial de Zaragoza (2002).

En colaboración con la revista Cuadernos de jazz, organiza La Fábrica de Tonadas, formación que reúne a destacados improvisadores (Jorge Pardo, Chano Domínguez, Jordi Bonell, Javier Colina y Marc Miralta), con la cual se presenta en diversos festivales de jazz a lo largo del año 2003.

En colaboración con Luis Auserón, graba el álbum 'Las Malas Lenguas' (2006), colección de versiones en español de temas clásicos del rock y el soul, girando entre 2005 y 2007. Participa en el homenaje a Pau Riba, organizado por la revista Enderrock, con el grupo de Llibert Fortuny, en el Auditori de Catalunya. Participa, junto a destacados artistas españoles e internacionales, en los conciertos de homenaje a Leonard Cohen, registrados en el disco Acordes con Leonard Cohen (2007).

Junto a la Original Jazz Orquestra del Taller de Músics de Barcelona, desarrolla entre 2005 y 2007 el espectáculo 'Canciones de Santiago Auserón', con una selección de los repertorios de Radio Futura y de Juan Perro arreglada por Enric Palomar.

Recibe el premio Trovador a las Artes Escénicas, en el Festival de Los Castillos 2007, del Ayuntamiento de Alcañiz (Teruel). La grabación en directo de 'Canciones de Santiago Auserón' se edita posteriormente en disco y DVD (La Huella Sonora, 2008).

Durante dos años, en 2008 y 2009, dirige el taller de canciones A Coruña Son, para el Ayuntamiento de A Coruña. Tras varios viajes a Nueva Orleans, vuelve a la carretera en 2009 como Juan Perro. Recibe el premio del Ayuntamiento de Montilla (Córdoba), 2009, como homenaje a su trayectoria artística. Realiza la traducción y escribe el prólogo para el libro 'El árbol ausente' de Catherine François, (Demipage, 2009).

En 2010 gira con nuevo repertorio por toda España, da conferencias en las universidades de Murcia y Valencia, participa en el 10º aniversario de La Música Contada de Málaga, en el Festival Perfopoesía de Sevilla y en el ciclo de Poesía y Música de Almería, junto al poeta Juan Carlos Mestre.

Graba 'Río Negro' (La Huella Sonora, 2011) quinto disco de Juan Perro y gira por toda España con amplio reconocimiento de público y crítica. Recibe el Premio Nacional de Músicas Actuales 2011 del Ministerio de Cultura. En 2012 gira por España, México y Estados Unidos con el proyecto Casa en el aire, en dúo con el guitarrista Joan Vinyals. Participa en la Feria Internacional de la Música de Guadalajara (México).

A propuesta del festival Etnosur, crea el proyecto Juan Perro & La Zarabanda, con el que visita los principales festivales españoles. Publica en 2012 el libro 'Canciones de Juan Perro', con prólogo de Jenaro Talens y postfacio del autor, en la colección de poesía de la editorial Salto de Página. En octubre del mismo año, Ediciones Península publica el ensayo 'El ritmo perdido', sobre el influjo negro en la canción española, por el que recibe el Premio Cálamo, Zaragoza, en febrero de 2013.

A lo largo de 2013 gira por España, México y Estados Unidos con el proyecto 'Casa en el aire' y por España con Juan Perro & La Zarabanda. Presenta 'El ritmo perdido' y actúa en la Feria Internacional del Libro en español de Los Ángeles, LEALA, en el Instituto Cervantes de Estocolmo, en la Universidad Interamericana de San Juan de Puerto Rico, en la Miami Book Fair International 2013.

Realiza el concierto de clausura de la tercera edición del festival Recent Cinema From Spain en el Gusman Theatre de Miami. Publica el DVD/CD/libro 'Juan Perro & La Zarabanda' (La Huella Sonora, 2013).

En marzo de 2014 vuelve a girar por los Estados Unidos, realizando conferencias-concierto en los centros del Instituto Cervantes de Nueva York, Chicago y la Universidad de Harvard en Boston, en la State University de Nueva York y en la Universidad de Princeton. Conciertos en el Joe’s Pub de Nueva York, en el Howard Theatre de Washington, en el Russian House y en la Central Presbyterian Church de Austin.

En octubre de 2015 Santiago Auserón defiende su tesis "Música en los fundamentos del logos", obteniendo el grado de Doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, con la máxima calificación "cum laude".



Redacción NO80s
(Aportaciones: juanperro.net, lahuellasonora.com, Canal YouTube Santiago Auseron)

No hay comentarios:

Publicar un comentario