Stukas

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Corría el año 1961 cuando un grupo de amigos que confluía en los locales del Colegio La Salle de la Felguera, en el Parque Viejo, donde tenía sede la Rondalla Felguerina, deciden formar un grupo musical. Los ensayos de esta primera formación tienen lugar en los bajos del Colegio San Pedro de la Felguera, muy cerca del Colegio La Salle y, en este local, se pasaban horas ensayando con guitarras de madera. Ya hacían pequeños escarceos por el Teatro Pilar Duro, el Cine Sindical, participando en festivales y en fiestas de amigos. No tienen muy claro cómo llamarse y la formación no es muy estable durante sus inicios ya que algunos de estos primeros componentes tienen que abandonar debido a cuestiones de trabajo y de estudios.

Para el año 1964 ya tienen un nombre “LOS STUKA” y unos componentes: José Miguel García (voz), César Valdés (bajo), Manolito Antuña (guitarra solista), Enrique Álvarez (guitarra rítmica) y José Luis Menéndez (batería). Su nombre surge de un cómic titulado Hazañas Bélicas en el que descubren un avión alemán de la II Guerra Mundial conocido como Stuka. Se trasladan a ensayar a casa de Manolito en Pando ya que éste se había comprometido a formar parte del grupo, pero se encontraba enfermo.

Ahora, sólo les faltaban los instrumentos eléctricos. Después de negociaciones con la Caja de Ahorros y con la Hermandad de San José, consiguen que les financien los instrumentos y un local para ensayar en los bajos de la Hermandad. En noviembre de 1964 llegan los instrumentos a la estación de RENFE, procedentes de Vitoria. El debut musical de Los Stuka se produce en una confitería de Noreña en las navidades de ese mismo año. Y, posteriormente, actúan en Nochevieja en el Casino.

Cuentan con Cholo Juvacho como representante quien, de vez en cuando, subía al escenario a cantar con ellos. Cholo les consiguió multitud de actuaciones ya que tenía muchos contactos debido a su popularidad con el grupo “Los Juvachos”. Posteriormente, Cholo se va con “Los Archiduques” y reclutan a Rodolfo Dintén (Fini) para la representación del grupo.

Consiguen actuaciones en el Manacor, en la Montera y en un sin fin de locales. Los Stuka recorren la “Vuelta a Asturias” y, al final de cada etapa, cantan sus canciones para todos sus seguidores. Por aquel entonces, cobraban entre 2.000 y 3.000 pesetas por actuación. Ganan concursos como el de “Conjuntos Modernos” en Mieres y “Rumbo a la Gloria” en Oviedo. Sus actuaciones les llevan a tocar en Valencia de Don Juan y en toda Asturias y alrededores codeándose con cantantes y grupos de la talla de Robert Jantal, Silvana Velasco, Jaime Morey, Les Surf, Los Brincos, Los Bravos... Por esta época, hacían versiones de sus grupos favoritos como “Los Shadows”, “Los Mustang”, etc y también tocaban música de baile. En 1965, recibieron una invitación de “Discofón” para grabar un disco, pero debido a que se tenían que costear la estancia en Barcelona no pudieron realizar un sueño que, en aquellos años, prácticamente sólo estaba al alcance de los grupos de Madrid y Barcelona.

”Los Stuka” ya contaban con coche e instrumentos propios y tenían un club de fans que les seguía por casi todas las actuaciones. El dinero que ganaban en sus conciertos lo invertían en instrumentos nuevos, en equipos de voces y de luces, contando con los últimos modelos que salían al mercado. Después de unos años cosechando éxitos por toda Asturias, algunos de sus componentes tienen que abandonar el grupo debido a motivos de trabajo, de estudio, por la mili...

Se van sucediendo unos y otros hasta que por fin se vuelven a estabilizar en 1975 con los siguientes componentes: José Ramón Ordóñez (voz y armónica), Félix Sánchez (bajo), Carlos Martagón (guitarra), Lito Ferreira (teclado), José Luis Fernández (batería) y Adolfo Altable (saxo) siendo ya su nombre el de “STUKAS”.

Tras varios años con la misma formación sienten la necesidad de grabar un disco con canciones propias y se les brinda la oportunidad en el año 1981. En el mes de marzo se desplazan a Barcelona a grabar el que sería su primer LP “Hazañas Bélicas” titulado como aquel cómic en el que se habían inspirado para poner un nombre a su grupo. Cuando sale el disco al mercado, la respuesta no se hace esperar: todos los medios tienen un espacio en sus páginas para Stukas. Las entrevistas y los conciertos se suceden. Sin duda alguna, son la revelación del año en Asturias y en las provincias limítrofes demostrando que pueden codearse con el resto de grupos de rock españoles.

Este primer disco es editado por la “Sociedad Fonográfica Asturiana” aunque la grabación fue costeada por Stukas. Fue un álbum muy esperado por sus seguidores asturianos que les acompañan en la presentación del disco por distintas salas asturianas y españolas. Este trabajo fue el resultado final de la experiencia y personalidad del grupo, buscando elementos sonoros realmente espectaculares y cuidando hasta el mínimo detalle la presentación.

Al año siguiente, en 1982 se plantan en Madrid, en plena “movida” y se suben a los escenarios de la mítica discoteca Rock-Ola donde los asistentes quedan boquiabiertos por los contoneos y la puesta en escena de sus componentes. Y, en ese mismo año, graban su segundo LP titulado “De Rebaja”, esta vez en Madrid.

El maxi-single “El Pollito Rojo” es editado en 1983. Stukas participa en festivales en Casa de Campo de Madrid alternando con Eddy Grant, Motorock, Topo... También actúan al lado de Barón Rojo en Avilés. Son una de las bandas más veteranas de Asturias y llegan a hacer entre ochenta y cien actuaciones al año. Ensayan tres días a la semana, pero algunos de sus miembros no se dedican en exclusiva a la música, trabajan como electricistas o mineros.

Stukas continúan siendo fundamentalmente un grupo para ver y escuchar en directo, cuya máxima preocupación es la de contactar con el público, ofreciendo una música sencilla pero eficaz, con la fuerza suficiente para que se salga de sus conciertos con la grata impresión de haberle dado al cuerpo buena música y buenas vibraciones. En 1984 graban su LP “No Dejar al Alcance de los Niños” y al año siguiente aparecen en el programa TOCATA de la primera cadena de Televisión Española sorprendiendo a los responsables del programa por la buena calidad de su play-back.

Ya en 1986, graban “Tren de Perdedores” un mini-LP con un sonido más clásico y no tan “sofisticado” como en el caso de su anterior LP. Vuelven a la tele para presentar su nuevo disco apareciendo en programas como “Espejo Mágico”, “Tocata” y “Planta Baja”siendo una de las primeras formaciones asturianas que rompió con el aislamiento musical de Asturias para adentrarse en los circuitos musicales madrileños. En el verano del 87, Stukas ofrece un concierto en el Parque Dorado de Sama coincidiendo con la fiestas de Santiago y compartiendo cartel con el grupo Danza Invisible.

En 1989 sale a la venta “Regalo de Cumpleaños”, otro mini-LP compuesto por seis canciones. Su sonido sigue en la misma línea que caracterizó a Stukas. El nombre del disco hace alusión a los ocho años que cumplirán en marzo desde la aparición de su primer disco. Las actuaciones del grupo prosiguen por diferentes lugares de la geografía asturiana.

En el año 1991, Stukas celebra sus diez años de discografía con un concierto ofrecido en El Parque Inglés de Gijón durante la noche de San Juan en el que repasan todos sus éxitos desde el inicio de su carrera discográfica.

Además, presentan una nueva formación: José Ramón Ordóñez (voz y armónica), Chus Rodríguez (bajo), Aquilino Alonso (guitarra), Lito Ferreira (teclado), Aurelio Cadenas (batería) y Adolfo Altable (saxo).

El concierto es recogido en el LP “10 años y...”. Este nuevo álbum grabado en directo es presentado en el Parque Dorado de Sama de Langreo ante más de 2.000 personas. Además, vuelven a Madrid para actuar junto a Javier Gurruchaga y La Orquesta Mondragón en la Casa de Campo.

En este punto, Stukas se encuentra en una fase de fusión entre veteranía y juventud. El intercambio entre los componentes más antiguos y las nuevas generaciones supone una savia renovadora importante.

Todo esto se ve plasmado en la grabación del LP “Cuestión de Espacio” en el año 1993, un disco renovador tanto en el sonido como en las formas o la armonía, con un aire más pop, más fresco, aunque siempre quedando patente el inconfundible sonido Stukas.

Llegado el año 1994, la Sociedad Fonográfica Asturiana edita un recopilatorio llamado “Hazañas Bélicas y otros grandes éxitos” donde tienen cabida las canciones más sonadas de Stukas desde aquel “Hazañas Bélicas” del año 1981. Era el disco que les faltaba, ya que tenían un recopilatorio en directo y se echaba en falta un trabajo que recogiese las versiones originales de sus éxitos. Son en total veinte canciones elegidas por ellos mismos.

El año 1997 se presenta con sorpresas: varios artistas y grupos asturianos y madrileños graban un disco-tributo a Stukas llamado “Siempre con el gusanillo”. En él, bandas como “Undershakers”, “Los Berrones”, “Burning”, “Víctor Manuel”... reinterpretan los temas de Stukas.

Además, se les concede la “Medalla de Oro” del concejo de Langreo por toda una vida dedicada a llevar el nombre de su ciudad natal por la geografía asturiana y española. Para celebrar todo esto, tiene lugar durante las fiestas de San Pedro de ese mismo año, un macroconcierto en el estadio Ganzábal donde actúan los grupos que participaron en el disco-tributo, además de los propios Stukas, y al que acudieron alrededor de 2.000 personas. Éste sería el último concierto de Adolfo Altable, ya que un año después fallecía tras una larga enfermedad.

El siguiente disco, titulado “Sudor negro”, aparece en 1999. En él se homenajea al desaparecido Adolfo Altable haciendo una revisión de un tema que éste interpretaba en el primer disco de la banda. También tienen un pequeño recuerdo al poeta Federico García Lorca en su centenario poniendo música a un extracto del poema “Danza de la muerte”. Los temas de Stukas hablan en este de álbum de la situación de la mujer, de los peligros de la prostitución, de la minería y su negro futuro... También en este disco tienen cabida amores y desamores.

En el 2000 aparecen en un recopilatorio que lleva por nombre el título de una de sus canciones “Luchador en crisis” donde también aparecen grupos como Siniestro Total, Los Berrones, UHP, Alberto Rionda (Avalanch)... Se trata de un homenaje a la minería y a los valles mineros.

El año 2001 fue una fecha muy importante en la historia de Stukas ya que la banda cumplía 40 años sobre los escenarios y 20 años de discografía. Y qué mejor ocasión que ésta para grabar un disco. Stukas son arropados por la Orquesta de Cámara del Conservatorio del Nalón y, en este nuevo álbum titulado “Pasado y presente de un tiempo”, aparecen sus grandes clásicos interpretados de forma conjunta por estas dos formaciones.

Los Stukas que dieron vida a este disco fueron los siguientes: José Ramón Ordóñez (voz y armónica), Chus Rodríguez (bajo), Toni Vega (guitarra eléctrica, acústica y española), Dani León (guitarra eléctrica), César Blanco (teclado), José Manuel Martínez (batería) y Miguel Ogando (saxo y percusión).

Durante ese verano tiene lugar una exposición en las Escuelas Dorado de Sama en la que se muestra a través de fotos, documentos, vídeos, trofeos y discos toda la historia de Stukas, desde sus orígenes hasta el 2001. Además, en el otoño de ese mismo año, el disco es presentado en el Nuevo Teatro de Langreo (Maripeña) durante dos días en los que participan de forma conjunta Stukas y la Orquesta de Cámara del Conservatorio del Nalón.

En el año 2004 se inicia una nueva etapa de Stukas con la incorporación de nuevos miembros y con la grabación de su último disco “A pesar de todo” en los estudios Luna Music de Lugo de Llanera, bajo la supervisión técnica de Roberto Junquera en los meses de septiembre y octubre de ese mismo año, siendo la formación la siguiente: José Ramón Ordóñez (voz y armónica), Chus Rodríguez (bajo), Adrián Ordóñez (batería -hijo del cantante José Ramón Ordóñez-), Iván Menéndez (guitarra eléctrica y teclado -hijo del batería fundador José Luis Menéndez-) y Nacho Nistal (guitarra eléctrica, acústica, española y armónica -componente del grupo langreano “Los Calambres”-).

En este nuevo disco tratan temas como la inmigración, la situación de la cuenca minera y el ocio mal entendido, los atentados ocurridos en Madrid en el 11-M, los problemas de pareja, etc... La línea musical de Stukas sigue siendo la misma: rock and roll, r&b, alguna balada... con unos textos bastante comprometidos con la actualidad que les toca vivir.

Desde la publicación de este álbum, han recorrido todas las emisoras locales de televisión, así como la prensa y la radio. Sale a la venta a finales de enero de 2005 y la presentación tiene lugar en la FNAC de Parque Principado en el mes de marzo. Para ello, cuentan con un nuevo miembro, Javier Carrasco, debido a la necesidad de introducir un teclado en el directo. En ese mismo mes actúan en el Parque Dorado de Sama con motivo de la festividad de los “Huevos Pintos”.

Stukas es toda una institución en el Valle del Nalón por la que han pasado más de cuarenta músicos desde sus inicios allá por principios de la década de los 60. Su línea musical se ha mantenido fiel a lo largo de los años, ajena a tendencias y modas, intentando hacer una música de calidad y tratando de entretener a la gente.

En 2009, una enfermedad degenerativa acaba con la vida de la persona que fundó el grupo mas longevo de la historia de nuestro país, Jose Ramón Ordóñez.



Redacción NO80s
(Aportaciones: José Ramón Ordóñez, stukas.net, Canal Youtube Pedro Hernández)

No hay comentarios:

Publicar un comentario