Tancat per defunció

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Corre el año 1985, en Sabadell, ciudad industrial del área metropolitana de Barcelona, cada miércoles se celebraban, en un club del barrio antiguo, jam-sessions donde intervenían músicos de muy variados estilos

Jaume Papell, cantante y líder carísmático del grupo, era desde hacía años uno de los músicos conocidos del ambiente barcelonés y acostumbraba a tocar en este club, donde espontáneamente formó esta banda de rock. Ellos eran aparte de Jaume Papell (voz, guitarra acústica y armónica), Carles Argelet (guitarra y coros), Enric Romá (bao y coros) y David Torras (batería).

El curioso nombre surgió también de forma natural, puesto que el local donde tocaban estaba entre una funeraria y una asociación de viudas.

Rápidamente el grupo se impone como uno de los más prestigiosos del panorama underground del rock catalán y, después de algunos años de dedicarse a realizar actuaciones, deciden por fin, en el año 1989, presentarse en un importante festival regional.

En ese festival, aparte de ganar el primer premio, consiguieron su primer contacto discográfico con Picap. Su primer disco 'Sense retorn', con Pep Sala como productor, tuvo una buena aceptación, especialmente gracias al single 'Com vols que t'ho digui', que entra con fuerza en todas las listas de éxito de las emisoras de Cataluña. El disco que se gravó en tan sólo tres días y que, según Jaume Papell, “fue una auténtica locura”. El crítico musical sabadellense, Pere Massagué, afirma que “Tancat per Defunció se encontró, del día a la mañana, en la apoteosis del rock catalán, ya que pasó de tocar de pequeños pubs locales a grandes escenarios”.

Tras el éxito de 'Sense retorn', Tancat per Defunció empezó su época dorada cuando, compartiendo cartel y popularidad con Sopa de Cabra o Sangtraït, conseguía llenar numerosos palacios de deportes con más de 2.000 personas en zonas de Girona, ya que se considera que es un fenómeno nacido en las comarcas de Osona, el Berguedà y, especialmente, Girona. “Había un ambiente de ebullición con la crecida del rock catalán. El público esperaba que saliera música marchosa en catalán”, afirma el líder de Tancat per Defunció.

En 1991, el grupo siguió creciendo, sacó su segundo disco 'Llença-t’hi', con el que hizo una gira con más de 70 actuaciones, el mismo año en el que el rock catalán se consolidó por toda Catalunya con el conocido concierto del Palau Sant Jordi de Barcelona, que marcó un antes y un después en la música catalana. La cita, celebrada el 14 de junio de 1991, reunió en un mismo escenario a Els Pets, Sau, Sopa de Cabra y Sangtraït. 'Llençat-t'hi' recibe una óptima respuesta de crítica y de público, con un excelente tema convertido en single como fue 'Lluny de records', compuesto por Jaume Papell inspirándose en las costas de uno de los pueblos mas significativos de la Costa Brava, Cadaqués.

Tras un buen 1991, en el que el grupo además fue seleccionado por la SGAE para tocar en el Music Seminar, de Nueva York, su discográfica Picap decidió silenciar el grupo incomprensiblemente cuando más éxito tenía.

Como consecuencia, Tancat per Defunció estuvo tres años sin publicar hasta que, al verse libre de la discográfica, se autoprodujo su tercer disco, 'Bevent silenci', con el que también tuvo problemas de incumplimiento y promoción con la nueva representación, AZ Récords. En este disco podemos encontrar canciones de una considerable calidad como la ecologista 'Planeta gris' o 'Retenint moments' acerca de la crisis de la utopía.

Tras la decepción, Jaume Papell empezó a escribir algunos artículos “incendiarios” en el diario El Nou 9, en los que denunciaba algunos de los vicios y dinámicas del mundo musical catalán, como la falta de pluralidad de algunas revistas musicales. Unos artículos que no fueron bien recibidos y que tampoco ayudaron a relanzar el grupo y resituarlo en el panorama musical catalán. Con un gran agotamiento, Tancat per Defunció empezó el nuevo milenio de forma muy intermitente. Tras grabar un nuevo disco, que no se llegó a editar, la formación continuó actuando en pequeño formato acústico con breves y constantes parones temporales, hasta que en 2009 anunció en los medios locales su separación definitiva.

Después de un cierto tiempo de calma, el grupo renovó energías, volvió a cambiar algún músico –del origen tan sólo quedaron Jaume Papell y Enric Romà– e hizo su resurrección en los escenarios en verano de 2011, en un concierto en el bar Velòdrom de la Creu Alta de Sabadell. “La resurgida fue, en gran parte, por los seguidores que nos pedían conciertos repetidamente”, explica Papell. Durante este año y medio, Tancat per Defunció ha ofrecido una docena conciertos en el Vallès Occidental, todos ellos de forma underground, tal como lo hacían a finales de los años ochenta: en espacios pequeños, acogedores y singulares, como el Griffin Jazz Sabadell.

El objetivo de la banda es ir programando conciertos de vez en cuando para seguir disfrutando de la música. “Una parte de mí quiere seguir en el mundo de la música –la creativa y musical–, pero la otra, después de los malos tratos con los managers y las discográficas, es más reacia”, concluye Jaume Papell.

En 2014 aparece el último disco del grupo, un recopilatorio con sus mejores temas que vuelven a revisar, incluyendo dos temas inéditos hasta el momento, 'Maya' y 'Nàufrag'. El trabajo, autoproducido y registrado en Vapor Studio de Sabadell, se titula 'Obert per a tu' y lo firman como TancatXDefunció. Para la grabación del disco el grupo fue el compuesto por Jaume Papell (voz y guitarra), Enric Romà (bajo), Oest (guitarra) y Jordi Moruelo (batería), aunque en estos momentos Oest y Moruelo ya no están, ocupando su lugar Valentí Adell y David Torras, éste último su batería original.



Redacción NO80s. Pedro J. Pérez
(Aportaciones: lavanguardia.com, actualrecords.com, Canal Youtube Picap)

No hay comentarios:

Publicar un comentario