Recuerdos K.O.

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Banda gaditana, concretamente de la localidad de Olvera, que se forma en el verano de 1986, como otros tantos grupos, por una pandilla de amigos que se unen para hacer una banda de rock y pasarlo bien. Ellos eran: Antonio Morales (voz), Jesús María Morales (guitarra y coros), Francisco Burgos (bajo y coros), Rafael Mata “Fali” (batería y coros) y Andrés Jesús Martos (teclados).

Conocidos como el grupo de los niños del cuartel (ya que todos sus miembros eran hijos del Cuerpo de la Guardia Civil y se criaron juntos en el patio de la Casa Cuartel), comenzaron bajo el nombre Recuerdos O.K, para convertirse algunos años mas tarde, y coincidiendo con la grabación de su disco en Recuerdos K.O., estableciendo su "centro de operaciones" en un local del pueblo de Don Juan que, a modo de préstamo, les cedió el párroco de dicha localidad.

Sus influencias musicales se encontraban en los grupos rock del momento; Loquillo y Los Trogloditas, Los Rebeldes, Gatos Locos, Ilegales, Pistones, entre otros.

Su primer concierto fue en la vecina población Pruna, donde tocaron solo cinco temas que era lo que tenían hasta ese momento de repertorio, entre los cuales se encontraba ‘Mete los pies en agua caliente’. Poco a poco se fueron comprando los instrumentos y, en 1989, entran a los estudios Cambayá de Antequera (Málaga) para grabar su única maqueta, con la idea de enviarla a diferentes discográficas.

En los primeros meses de 1990, conocen a José Manuel Fabra (que había escuchado la maqueta y vio la posibilidad de lanzar al grupo), lo que se traduce en la firma de un contrato discográfico por cinco años.

Y llega 1991, cuando por fin graban en Estudios Central (Sevilla) su primera (y última) constancia sonora, el Lp ‘Bonito y barato’ para el sello discográfico madrileño La Estación Records. Con una producción dirigida y realizada por José María Sagrista y José Manuel Fabra, el diseño de portada fue obra de Mercedes Carbonell con fotografías de Michael Zapke. En disco sencillo se extraen los temas ‘La calle donde vives/Asomado a mi ventana’ y ‘Yuri/Margarita querida’.

Justo antes del lanzamiento del disco y de la gira promocional, Francisco Burgos abandona la formación por motivos personales, entrando en su lugar, un chaval de catorce años, Francisco Bonilla (bajo). Aunque meses después de la grabación del disco Rafael Mata “Fali”, también deja el grupo, ocupando su lugar Miguel Ángel Cabrera (batería).

Al trabajo en estudio siguió una intensa gira promocional que les llevó por Badajoz, Cuidad Real, Madrid, Almería, Granada, Málaga, Cádiz. Llegaron a compartir escenario con Celtas Cortos y Gatos Locos, entre otros. Consiguieron colocarse durante algunos meses en la Lista de los 40 Principales, Cadena 100 y Cadena Dial, incluso interviniendo en algún que otro programa televisivo (TVE, con Pedro Rollán ’40º a la sombra’, y Canal Sur).

Desde un principio la discográfica respetó mucho el estilo de la banda y sólo incorporó algunos arreglos en la grabación de los temas. Para muchos el sonido de Recuerdos KO resultaba demasiado comercial, pero ellos definían su música como música “gazpacho”, ya que en ella se podía entrever pop, rock y rumbas, todo muy combinado y aderezado con unas letras llenas de cotidianeidad y situaciones urbanas. Quizá no destacaban por su virtuoso instrumental, que sin duda se contrarrestaba con un estilo musical fresco y una honesta fusión de ritmos latinos y estribillos pegadizos, que fueron una de las claves de su éxito. Sin duda el tándem de los hermanos Morales (Antonio y Jesús) era el alma del grupo siendo las letras de todos los temas compuestas por ellos, aunque lógicamente con arreglos musicales de toda la banda en el local de ensayo.

Memorable fue la presentación del disco en el verano de 1991 en el Campo de fútbol de Olvera junto a Kiko Veneno. Después de un año de promoción, conciertos, firmas de discos, radios, etc., el sello rompe relaciones con el grupo y su mánager. El grupo siguió en solitario gestionando sus propios conciertos un año más, hasta que el verano de 1992 se organizó en la Piscina Municipal de Olvera un concierto de despedida.

Posteriormente Francisco Bonilla formaría parte de los grupos Señor No, No Retornable o Chiveca. Antonio Morales también formó parte de Amarga Victoria.

Redacción NO80s
(Aportaciones: La Jornada (revista cultural de Olvera, nº 4))

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada