Dalilas

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Aproximadamente durante dos años, entre 1981 y 1983, se dejó notar por Valencia una formación heterogénea con sonidos que funcionaban entre el rock y el pop-rock. Ellos se hacían llamar Dalilas, y tenían como líder a un personaje que con los años dio que hablar mucho por la ciudad, Hilario Cortell. El grupo, amén de estar construido por el susodicho Hilario en la voz principal, lo completaban Francisco Matallín (bajo), Miguel Ángel Vicente “Gabotti” (guitarra) y Vicente Mas (batería).

Los cuatro músicos ya acarreaban experiencia de sobra en este mundillo, Hilario Cortell, o Hilario “Griegos” como también era conocido, comenzó su andadura allá por 1974 en una banda llamada Seenamous, y más tarde, entre 1977 y 1978, perteneció a otra formación con nombre Obús, por su puesto nada que ver con los heavys madrileños.Entre tanto, Francisco Matallín también aportó su bajo junto a Doble Zero, cuando estos daban sus últimas bocanadas, así como haber sido músico acompañante de Eduardo Bort. Asimismo, “Gabotti” estuvo en La Banda De Gaal, y Vicente Mas perteneció a un grupo de rock sinfónico llamado Crida.La aportación de Vicente Mas a los parches no duró más que un par de meses, y en su lugar entró Óscar Roger, que perduró hasta el final. Por aquellas fechas no les faltaron actuaciones, se recorrieron toda la provincia de Valencia haciendo bolos, y destacan algunos como los acometidos en Planta Baja, Jackie O y Salem, siendo este último uno de los que más recuerdos les trae.

Poseían un par de maquetas, una de ellas grabada en los estudios Doublewtronics de Madrid, y costándoles la friolera cantidad de 130.000 de las antiguas pesetas, la otra fue producida por Esteban Leivas, el que fuera descubridor de Glamour. Las cintas reflejaban exquisitos y provocadores temas de la talla de 'Perro chungo', 'Proxeneta del rock' o 'Gua, que molón'. De algunas de estas piezas daba cuenta Arturo Blay en su espacio radiofónico Con discos y a lo loco, y como no, se pinchaban en el local de moda por entonces en Valencia, el Pyjamarama.

A principios de 1983, Alfonso Olcina les ofrece la posibilidad de grabar un Mini-Lp para su recién nacido sello discográfico Citra, y en un abrir y cerrar de ojos el cuarteto inaugura las referencias con un single extraído del citado trabajo. Con unos retoques en las letras, otros en los títulos de las canciones, y finalmente con un cambio de nombre del grupo, aparece la primera referencia y única de Esgrima.

Redacción NO80s
(Aportaciones: movidavalenciana.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario