Paso de Cebra

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Todo comenzó en 1979 cuando Raquel, Roberto Alonso, Javier Ruiz, Manuel Vallina y Luis Alonso se unieron para hacer sus propias canciones, con las ideas aun poco maduras, pero "al fin y al cabo había que empezar de alguna manera".

Vivían la euforia punk y no tardaron en identificarse con la "new wave", movimiento al que rápidamente se adscribieron. EI tipo de melodías y letras que hacían les delataba. Inspirados por la literatura futurista y bajo la influencia, entre otros, de la trilogía marcada por Eno-Fripp-Bowie, Paso de Cebra se fundía en esa tendencia. Incluso el nombre del grupo "solo prentendía evocar algo de color y vivo, a la medida de la estética del momento".

Fue una época de ebullición constante, todo estaba a cien. La música lograba tener cierto impacto dentro de la sociedad espanola, en todo caso mucho mas que en los anos anteriores, en los que hablar del pop era para muchas personas sinónimo de hablar de memeces. La radio se transformó en un catalizador de ideas y tendencias de gran penetración social. En el caso de Paso de Cebra, su descubridor fue el periodista Julio Cesar Iglesias, que en su programa de Radio Asturias, Pop y otras Pasiones, apoyó sistemáticamente a este y otros grupos del Principado.

La gran ofensiva de Paso de Cebra se inició con una memorable presentación en el ya desaparecido S.E.U. (ahora centro de operaciones de la dirección regional de Juventud y otros "borrones"), y posteriormente con una grabación en forma de maqueta de sus canciones más claras, entre las que destacaban "Superhombre", "Asesinato en Hong-Kong" o "De 9 a 10".

"Aunque reducido, con aquella maqueta logramos un éxito para nosotros impensable". Después de una serie de actuaciones y de la grabación de un único single para la compañía Arrebato (creada por Julio Cesar Iglesias, Andrés Montes y Álvaro Huici) y en el que se incluyeron las canciones "Noche gris", "Dime quien soy" y "No regresaré" (una maravilla de pop de corte Blondie). Las disputas y controversias entre los miembros de la formación respecto al tipo de música que estaban haciendo, condujeron al fracaso del proyecto.

Roberto Alonso formaría Crimen Perfecto con Pepe, ex-batería de ERF, y con Chús, teclista en ERF y en Nivel K. Raquel montó sus propio grupo; EI Visor de la Princesa de Éboli, y Javier Alvarez y Luis Alonso dieron vida a Salón Dada, "absorbiendo" poco después a los integrantes de Crimen Perfecto.

Redacción NO80
(Aportaciones: Enrique Bueres)

No hay comentarios:

Publicar un comentario