Tennessee

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Foto: www.tennessee.es
Tennessee fue el auténtico precusor del sonido doo-wop en España que tuvo su origen, no obstante, en el Madrid de 1978, cuando se hacían llamar Los Elvis Boys, por la admiración que profesaban al "Rey". En aquellos inicios, la formación estaría compuesta por Roberto Gil, Gregorio García y Manuel Caeiro.

Muchos de sus discos han sobrepasado el Disco de Oro e incluso Doble Platino, y es que Tennessee es uno de los grupos españoles que más actuaciones en directo han llevado a cabo a lo largo de su extensa carrera artística. Son los verdaderos y únicos representantes en nuestro país del sonido de los años 50 y del doo-wop. Nadie como ellos armoniza las voces con ése peculiar estilo.

Como curiosidad, su primera actuación fue el 4 de enero de 1980, totalmente a capella. No sabían tocar instrumentos y tuvieron que empezar a asistir a las clases que impartía el profesor Juan Madrid, donde aprendieron muy rápido. Por aquel entonces Isidro ya estaba en la órbita de la banda, llegando incluso a tocar la pandereta con ellos.

El cambio de nombre también vino acompañado de un cambio de escenarios, pues tras ser invitados por el periodista radiofónico José Luis Álvarez a actuar en una discoteca madrileña en enero de 1980, sus actuaciones irían alejándose progresivamente de los espacios colegiales. El número de componentes también varió, pues en 1980 entraría Manuel y en 1982 Isidro Arenas y Antonio. Sin embargo, diversos problemas llevaron a la salida definitiva de Manuel y Antonio para 1983, quedando conformado el grupo con Isidro Arenas (voz, guitarra solista y teclados),  junto a Gregorio García (guitarra rítmica), Amancio Giménez (bajo) y Roberto Gil (batería). Este reparto de instrumentos se hizo a suertes, algo relativamente frecuente en los grupos del momento.

Fijado el grupo en cuatro miembros, la banda se lanza a su primera gira en 1984 cosechando buenos resultados, lo que lleva a los miembros de Tennessee a plantearse la grabación de un primer disco. Tras negociar con Dial Discos, lanzaron ese primer trabajo de título homónimo, 'Tennessee' (1985), al que posteriormente seguirían 'Hoy estoy pensando en ti' (1986), 'Esto es Du-Dua Ding Dong' (1987) y 'Tonto por ti' (1988). Aunque sus dos primeros discos serían en gran parte versiones españolas de éxitos en lengua inglesa (por ejemplo, 'A Marilyn' era una versión de "Put the blame on me'), las versiones fueron dejando paso a letras y composiciones propias a partir de su tercer álbum.

A pesar de los pocos medios y las complicaciones que tuvieron que afrontar en un primer momento (compaginar sus carreras musicales con el servicio militar obligatorio, por ejemplo), el grupo fue ganándose el favor del público, cimentando su éxito con cada nuevo disco.

A finales de los años 80, el éxito de Tennessee estaba claro; a fin de cuentas pocas bandas podían vanagloriarse de haber sacado cuatro álbumes en años consecutivos. No obstante, los roces entre grupo y discográfica no hacían más que multiplicarse. Al principio las quejas tenían que ver con la escasa promoción que recibían, pero cuando Dial Discos comenzó a tener problemas con los pagos, los miembros de Tennessee decidieron cortar por lo sano y gracias a su nuevo manager Ely Forcada pasarse a un sello mucho más importante, la multinacional EMI.

Con EMI, Tennessee recibió una promoción mucho mejor, grabando en esos cuatro años 'Una noche en Malibú' (1989), 'Llueve en mi corazón' (1991) y 'Sueños' (1992) y vendiendo la friolera de casi dos millones de discos. Sin embargo, la discográfica no quería dejar pasar el éxito de sus nuevos artistas, sometiendo al grupo a un tremendo esfuerzo, con más de un centenar de actuaciones al año, lo que finalmente acabó pasando factura a los miembros de la banda. El agotamiento de sus miembros y diversas discrepancias llevaron a Tennessee a abandonar la discográfica en el punto álgido de su carrera.

A finales de 1992 la falta de apoyo de su discográfica EMI provocó la resolución de su contrato. A partir de ese momento, los discos serían producidos por una compañía creada por su representante Ely Forcada, Élite Producciones, con los propios integrantes del grupo como socios. Es en esta nueva etapa cuando se graban 'Tennessee canta a la Navidad' (1993) y '¡¡Ya está bien!!' (1994). Sin embargo, tras este álbum, Isidro se marcharía tras más de una década a bordo.

Tennessee dejó de actuar en directo en 1994.

La ausencia de Isidro coincidió con el declive de ventas del grupo, que ya no contaba con las facilidades de distribución y promoción que había disfrutado con EMI. Eso haría que 'Colección privada' (1996), a pesar de ser uno de sus discos con mejor sonido, no alcanzara los resultados esperados. El siguiente golpe vendría por la marcha de Gregorio Garcia, en 1998, que es despedido por sus compañeros por no aceptar las condiciones que ellos querian para la grabación de su nuevo disco 'El efecto de la Luna', entre las condiciones, no querían que cantara ningún tema del disco y tampoco que compusiera ninguna canción para este trabajo, algo que no aceptó. Fué una gran decepción para Gregorio Garcia pues el fue quien compuso temas como 'Llueve en mi corazón' o 'Una noche en Malibú', y claro está, no le parecía justo. Quedaban solamente Amancio y Roberto que, a pesar de estar inmersos en la versión española del musical 'Grease', encontraron tiempo para lanzar 'El efecto de la Luna' (1998). Sin embargo, el éxito de 'Grease' (requeridos por el propio Julián Ruiz), les mantiene fuera de los estudios de grabación durante los siguientes años. Su ruptura produce que se abandone la grabación del disco homenaje a Vicente Ramírez con la versión rock del popular 'Valencia en Fallas'.

Tras seis años de ausencia en las tiendas de discos, el grupo se vuelve a reunir en 2004, con el regreso de Amancio, Roberto e Isidro, si bien Gregorio, aunque les propuso volver a tocar en algunos conciertos, el grupo nunca le dio una respuesta, por lo que se ha seguido dedicando a la música en solitario, llegando a editar un disco de remarcable título, 'Ahora es mi momento'. El resultado de dicho reencuentro sería 'El Regreso', que grabarían con Filmax, con ocho temas regrabados, varios éxitos remasterizados y algunas versiones en inglés, además de dos conciertos en DVD. En esta nueva etapa, Tennessee dio la bienvenida a un nuevo componente, Carlos Fontaine, rockero de pro, gran admirador de la banda, del Rey Elvis, y buen amigo de ellos.

La aceptación de ese nuevo trabajo les llevó a preparar un segundo álbum, aunque esta vez se lo tomaron con calma debido, de nuevo, al éxito del musical 'Grease' todavía latente. En el camino, crearon un nuevo sello discográfico, Caravana Producciones, que editaría Swing and Roll (2009) y 'Navidades a capella' (2009).

El último trabajo de Tennesse tuvo lugar a finales de 2013, cuando a través de su sello Caravana Producciones ponen en circulación 'Lucky lips' en el que se han atrevido a seleccionar, versionar y adaptar grandes clásicos de los dorados años 50 y 60 con un resultado excepcional. Originales melodías de The Boppers, Clif Richard and the Shadows, The Cadets, Ben E. King, The Penguins, The Shirelles, etc, forman esta colección de doce temas, más cuatro regalos a capella.



Redacción NO80s
(Aportaciones: tennessee.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario