BFBM

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Efímero grupo madrileño formado por estudiantes del Instituto Ramiro de Maeztu en 1977 que atendían al acrónimo B.F.B.M. (Banda de los Fontaneros Bronkas del Manzanares). Ellos eran Fernando Martínez "Buitre" (voz), Javier "Urraco" (voz), Fernando "Grajo" (guitarra), Pascual Manuel "Mochuelo" (guitarra), Javier "Cernícalo" (piano), un bajo, un batería y una sección de vientos con saxo y trompeta.

Su objetivo era divertirse, como tantas otras formaciones que nacieron al amparo de la nueva ola española. Tenían algunos temas propios influenciados por Ramones o Tequila que llegaron a reflejar en varias maquetas plagadas de sátiras letras que abordaban vivencias propias expresadas siempre en clave de humor, como 'Ser de trapo' que habla de narcisistas chicas egocéntricas que, a día de hoy, sería tildada de machista. Su sonido recuerda a los primeros Nikis, que todavía no habían entrado en juego. Aceleradas canciones que no llegaban a los tres minutos de duración.

Ensayaban en El Desván de Madrid, una tienda de antiguedades enclavada entre las calles Jardines y Aduana que después se convirtió en la discoteca Max. El grupo realizaba unas sesiones de lo más díscolas, puesto que los ensayos se hacían con la gente que se presentaba el día en cuestión, normalmente fines de semana. Aunque no llegaron a realizar ninguna actuación en público, sus ensayos repletos de amigos, y hasta profesores, podrían catalogarse casi de conciertos.

Aún así, se inscribieron en el II Villa de Madrid, que hubiera sido su bautismo en directo, pero no pudo ser porque el batería se ausentó sin previo aviso ya que tenía un exámen que le coincidía con el evento, y allí se quedaron, a pesar de todo, planteándose si actuaban o no, aún careciendo de la mitad de la base rítmica.

En menos de dos años el grupo terminó por disolverse, justo cuando acabaron el COU.

Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: Fernan Martínez)

Metropoli

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Formados en Madrid a mediados de los ochenta, este dúo estaba protagonizado por un guitarrista de largo recorrido, el barcelonés Javier Esteve, y una vocalista de magníficos registros, Lourdes del Pino.

Esteve había militado en míticas formaciones durante los años 70, tales como Rit-Son, Mermelada-Conexión, Araxes, Rigor Mortis, Frambuesa, ETC, pero unos años atrás, a finales de los 60 sus primeros pinitos los hizo en grupos como Los Más, Los Surcos (junto a un jovencísimo Pablo Abraira) y, sobre todo, en Cerebrum.

Tras probar con varios músicos para acometer Metropoli, en el que buscaba una música que pudiera llegar al público en general mediante la elaboración de un pop-rock asequible, finalmente acaban constituyéndose como dúo junto a la excelente voz de Lourdes del Pino.

Tras fichar con Fonomusic, aparece el primer disco en 1986 bajo el título ‘Sin tregua’, en el que se rodea de buenos músicos que conformarían una buena base rítmica con los bajistas Ramón Baena y Eduardo Ramírez (Banana, Cadillac, …); y el desaparecido baterista Larry Martin (Guadalquivir, Vega, Banzai, Germán Coppini, …). Este trabajo fue registrado en los Estudios Circus de Madrid. A pesar de que todas las composiciones corrían a cargo de Javier, Lourdes también aporta su granito de arena con el tema ‘El tiempo pasa’. Tres fueron los discos pequeños extraídos, ‘Viaje misterioso/Al otro lado del vagón’, ‘En los tejado de Madrid/Viviendo’ y ‘Déjate llevar/El tiempo pasa’.

Al año siguiente se publica el segundo y último disco de Metropoli, en esta ocasión titulado ‘Metropoli II’, con los mismos parámetros que el anterior, al que se suman nuevas colaboraciones en el apartado vocal con Fernando Vázquez (RH+), Miguel Oñate (Asfalto) y Pedro Ruiz Blas (Los Canarios, Dolores, Luna, etc.); e instrumental con Luís Cobos como saxofonista. Lourdes también deja su impronta creativa en ‘La frontera de Somport’ y ‘Caminando en la oscuridad’. De este segundo trabajo se promocionaron cuatro temas en siete pulgadas, ‘Desconecta tu aparato mental/Stress, coca y reunión’ y ‘Huracán/La frontera de Somport’.

El tercer disco de Metropoli no llegó a producirse, a pesar que Fonomusic les instó a realizarlo, pero Javier y Lourdes no quedaron muy satisfechos con el resultado del anterior y decidieron rescindir el contrato y, al poco tiempo, disolver el proyecto.

‘Sin tregua’ y ‘Metropoli II’ fueron reeditados por Warner Music Spain en 2011 y 2012, respectivamente.

Javier Esteve siguió su carrera como productor en su propio estudio La Oreja Atenta por el que han grabado un buen número de bandas y artistas de toda índole, pero sobre todo basados en el rock, blues y jazz: Coz, Niño Malalengua, Ramoncín, Manta Ray, The Pauls, Miguel Oñate, Cómplices, Pepe Rivero o Larry Martin Band. Como técnico de sonido ha trabajado con otra buena colección de reconocidos músicos, tanto internacionales como Rick Wakeman, Isaac Hayes, Gloria Gaynor, Ray Charles, Eric Burdon o Dr. Feelgood; al igual que nacionales del calibre de Joaquín Sabina, Camarón de la Isla, Tequila, Radio Futura, Nacha Pop, Manolo Tena, Obús, Labanda, Rodrigo Adolfo y Guzmán, Barón Rojo, Ñú, La Orquesta Mondragón, Luz Casal, Burning, Alaska, Los Secretos, etc.

Según palabras de Vicente "Mariskal" Romero: "Que se ponga su nombre en letras de oro entre los pioneros del rollo madrileño. Eso y mucho más se merece el guitarra Javier Esteve. Nadie dió tanto por el rock nacional y sacó tan poco. Él fue el fundador, entre otros muchos proyectos, de aquellos héroes de finales de los sesenta, Cerebrum, que hicieron posible que el nombre de Madrid estuviese incorporado a la primera descarga progresiva que dió la música española tras las huellas de los grandes: Cream, Hendrix, Stones, Purple, Zeppelin, etcétera."

Lourdes del Pino, por su parte, participó en varios musicales (‘Hair’, ‘The Rocky Horror Show’, del que fue coordinador musical y guitarrista el propio Javier Esteve, etc.), prestó su voz en televisión y anuncios publicitarios, además de participar en diferentes discos: junto a Rodrigo, Adolfo y Guzmán (anteriormente CRAG, cuando todavía militaba con ellos Cánovas) de título homónimo (JJ Records, 1994); en el del grupo de Pachi Escolano Casablanca, ‘Cuatro discos y un día’ (Exporockmusic, 2005) y con los Coz de Juan Márzquez, ‘Story Vol. I’ (Cozsongs (2015).

Los últimos pasos de Lourdes y Javier se pueden encontrar en el grupo de blues-fusión Delirium, junto a Pedro Ontiveros a los saxos (Guadalquivir) y a J. Ramón Pérez "Guny" (Asfalto) al bajo, y con varios discos editados en 2000, 2007 y 2014.



Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: stbstb.wixsite.com/javier-esteve, derribosbajoelgua.blogspot.com, dlsi.ua.es, Canal Youtube Warner Music Spain)

Karne de Kotolengo

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Grupo de cuatro jovencísimos chavales que provenían del barrio bilbaino de Saninazio, popular ciudad dormitorio, también conocida como "Sani". Formados en 1985, ellos eran Lito (voz), Javi (guitarra), Gachet (bajo) y Titi (batería). Después se añadió Nacho como saxofonista. Su bajista ya había militado en formaciones como Naste Borraste, La Gripe y La Mortaja.

Todo se remonta a 1977, cuando el antiguo local de la vetusta OJE (Organización de las Juventudes Españolas) fue ocupado por un colectivo cultural conocido como la Kultur de Sani. Allí se organizaban todo tipo de actividades para grupos de danza, grupos infantiles, un local de ocio, actividades al aire libre, radio (Gramola), el fanzine PBO y, por supuesto, musicales, compartiendo local de ensayo con Naste Borraste y La Mortaja del Rey.

Kartne de Kotolengo realizaban, según ellos "música alcohólica", que no era otra cosa que una mixtura entre punk y ska para unas creaciones que, en su mayoría, no duraban más de minuto y medio, siendo su principal influencia la del grupo Naste Borraste, además de gustarles otras formaciones punk nacionales como Eskorbuto, Decibelios, Espasmódicos, Toreros After Olé, Codigo Neurótico o La Broma de Ssatán y de carácter rockabilly como Los Rebeldes; o internacionales, Stray Cats, Lynyrd Skynyrd o Specials. Para el nombre se les ocurrió precisamente una mezcla de dos canciones de los Código, 'Carne de psiquiátrico' y 'Cotolengo', eso sí introduciendo todas las "k" que pudieron.

Según ellos mismos, Karne de Kotolengo significó "el despertar al mundo, poder decir 'ahora decido yo', salir de tu casa con una guitarra y tener el poder de reivindicar con una banda encima del escenario".

No registraron disco oficial alguno, ni tan siquiera maqueta, aunque si se conservan algunas grabaciones en directo de la docena de conciertos (Pub Alkerri y Magisterio de Deusto, Instituto Elorrieta de Bilbao, Baracaldo, ...) que realizaron en los que daban buena cuenta de las diez o doce canciones que formaban su repertorio ('Enriqueta Batasucia', 'Sois Karne de Kotolengo', 'Euskadi Tropical (Los cojones de Pascual)', 'Fraga se nos muere', 'Ya es primavera en KM City', 'Ya no puedo berrear', 'Manolo ha elegido un mal día',... ). En aquellos bolos compartieron escenario con otras bandas como La Mortaja, Naste Borraste, Tupendos, Skalope, Pispirutos, etc.

Cuando en 1987 se disuelven, pasan a convertirse en Zotal, con dos de sus miembros, Javi y Lito y otros de formaciones afines, Lino y Niko (Naste Borraste), Pedro (Serigráficos del Abra), Iván, Kepa...



Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: Andoni Fernández en 'Mierda de Bizkaia', mierdadebizkaia.bandcamp.com, Canal Youtube Nuevaola80)

Fracción Suicida

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
La movida ubetense existió. Prueba de ello fue la gran cantidad de grupos que fueron aflorando desde finales de los setenta y durante la década de los ochenta por la jienense localidad que, además, vio nacer a uno de los más ilustres artistas del país, Joaquín Sabina.

Fracción Suicida nace en 1982 con Antonio Sánchez “Nono” (voz, teclado y guitarra), Antonio Aguilera (guitarra), José Ruiz “Joe” (bajo) y Jorge Chamorro (batería).

La historia del grupo se remonta algunos años atrás cuando Antonio Aguilera improvisaba con Juan Fontivell, guitarrista de Nuestras Manos, temas de blues con guitarras acústicas y armónica. Antonio marcha a Tarragona por un tiempo, y a su vuelta conoce al batería sevillano Jorge Chamorro y empiezan a juntarse en la casa de éste junto a otros músicos (Antonio Sevilla, bajista de Te con Limón; un guitarrista argentino llamado Carlos; Pedro Rubio, guitarrista de Menfis y The Brawn Alle, …), pero el proyecto no resulta por incompatibilidades varias.

Es entonces cuando Antonio conoce, gracias a la emisora local Radio Kolikos, a los dos músicos que terminarían conformando el cuarteto Fracción Suicida, Nono y Joe. El nombre del grupo, después de haber barajado otras posibilidades como Serie B, surge de la película “La vida de Brian”, donde una supuesta fracción del Ejército de Liberación de Judea se suicida delante de la cruz en vez de salvar al condenado.

Como local de ensayo siguió utilizándose la casa de Jorge, que compartían con Anuncios Breves, la banda del hermano de Antonio, Carlos Javier Aguilera, y se produjo una simbiosis entre ambas formaciones puesto que se prestaban instrumentos, conocían repertorios recíprocos y, sobre todo, compartían conciertos, como el que les sirvió de debut de Fracción Suicida y Anuncios Breves en el local de los Viejos del Salvador, cedido por el Ayuntamiento y que había servido para los primeros ensayos de Anuncios Breves.

El repertorio consistía en creaciones de corte pop compuestas por Nono y Antonio, como ‘Asesinato en primer grado’, ‘La rueda’, ‘Sueño’, ‘Calle las sombras’, ‘La marcha de la Fracción Suicida’ o el bailable ‘Güacamú’, este último rescatado del grupo paralelo de Antonio, Un Grito desde Europa, canciones todas ellas que, por supuesto, sonaron con bastante asiduidad en Radio Kolikos y que incluso llegaron a colarse en las ondas de Radio 3.

Aparte del iniciático concierto en su localidad natal anteriormente referido, también lo hicieron en el pub Okinawa de Úbeda y en las cercanas ciudades de Torreperogil y Puente Génave, aunque la actuación que hubiera sido la más importante en cuanto a afluencia de público se iba a producir en la I Semana Pop de Úbeda, a celebrar en el Cine Avenida, pero tuvo que ser cancelada por la lluvia. Aún así el grupo actuó en un local que cedieron a los hermanos López Dancausa, tocando un par de temas junto a Anuncios Breves, ambos grupos amigos de los propietarios del local.

En 1985 se da por finalizado el periplo de Fracción Suicida por culpa de las milis de Nono y Joe, pero Antonio y Jorge siguen adelante con otras historias musicales.



Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: Cecilio Aguilera para ubedaabierta.blogspot.com, Canal Youtube Cecilio Aguilera Nieto)

Rosas Rojas

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Banda de Lérida que se forma en 1988 con Xavier Romà (voz y guitarra), Juan Lozano (guitarra), José María Lasierra “Lasi” (bajo y coros), Carlos Rodríguez (batería) y Pancho Marrulat (teclados).

Practicaban Rock'n'Roll, invadido por la música sureña que les infectó de blues, rhythm’n’blues y, por supuesto de Rock and Roll con raíces durante sus nueve años de existencia.

En noviembre de 1990 entran a los estudios Trama de Badalona, para grabar su primer trabajo discográfico titulado ‘El vértigo interior’, pero que no saldría hasta 1991 a través del sello PDI, con producción de Enrique Linde. En single se extraen ‘Un golpe de surte’ y ‘Noviembre/El turbio color azul’.

Con este trabajo consiguen no pasar inadvertidos llegando a realizar numerosos conciertos como el del primer aniversario del leridano Sisbris Bar como teloneros de los orensanos Los Suaves en el Pavelló Nou dels Camps Elisis; en el ciclo de conciertos “Lleida té Rock” (junto a bandas locales como Rehenes, Tunisia y Martirs 37); o girando junto a Loquillo y Los Trogloditas, puesto que el del Clot se consideraba admirador de los de Lérida.

Las nuevas composiciones pronto les desbordan e insisten en volver a entrar en los estudios de grabación para materializar el segundo disco de la banda, ‘Dulce distorsión’, que aparece en 1992 con ‘Sonidos visibles/El ojo de cristal’ como sencillo extraído. Para este álbum el grupo tiene un par de cambios de formación, Guillermo Martínez se ocupaba de los teclados y Tomás Carmona, que entró después de la grabación, de las baquetas. De esta manera Rosas Rojas pisa la mítica sala KGB; la sala Central de Tárrega; y participa en el macrofestival "Digues prou amb nosaltres" en favor de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que tuvo lugar en el Palau d'Esports de Barcelona en el que se congregaron varias de las formaciones más importantes del panorama musical catalán (Los Rebeldes, Sau, Sangtraït, Lax'n'Busto, Tancat per Defunció, Electrica Dharma, Huapachá Combo, Dragon Rapide y Jaleo) con presentación a cargo de Joan Manuel Serrat, entre otros. No obstante, el grupo sufriría una pérdida inesperada como fue precisamente la de Tomás, quien perdió la vida en un accidente de tráfico en 1993.

Su último trabajo fue ‘Piel de tambor’ en 1994, un disco dedicado a la memoria de su anterior batería, Tomás Carmona, eligiendo este adecuado y no menos emocionante título para el álbum. Fue registrado en los estudios Jan Cadela con Josep Lluís Pérez en la producción, quien también aportó su colaboración con la pedal-steel guitar. Como batería figuró David Vall, contando con dos colaboraciones estelares más, la de Robert Grima a la guitarra y Quimi Portet con la armónica.

Tras más actuaciones (Savannah Music de Barcelona, ...) y alguna que otra aparición en televisiones locales, Rosas Rojas termina por disolverse en 1997.

En la actualidad, Xavi Roma ha sido coordinador técnico del MUD (Festival de Músicas Dispersas) en su edición de 2020, además de militar en el grupo Arlo, junto a vestigios de otras bandas leridanas como Primavera Negra y Crazy Notes. Arlo lleva dos discos publicados.



Redacción Nuevaola80. Reyes Sánchez/Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: myspace.com/rosasrojastributo, Canal Youtube Altafonte)

Zen (2)

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
A principios de la década de los ochenta, Bilbao no contaba con un circuito de jazz como tal, es más, no era un género popular, en unos tiempos en los que ya había estallado el punk y el rock radical, conjugándose con otros estilos que conformaron un variopinto mapa musical.

Si nos ceñimos al jazz, en la vecina provincia de Guipúzcoa sí que hubo una escena musical más representativa, sobre todo en San Sebastián y su mítico festival Jazzaldia, precursor de este tipo de eventos. En Bilbao todo cambió en la década de los noventa, con la aparición del Bilbaina Jazz Club en 1991.

Pero hay que remontarse diez años para encontrar a este grupo que alternaba el jazz con un rock progresivo del todo instrumental. Zen nace en Bilbao hacia 1980 en forma de cuarteto. Sus efímeros protagonistas fueron Manu Diego de Somonte (guitarra), Jokin Urkiaga (guitarra), Iñaki Aristegui (bajo) y José V. García (batería).

Con esta formación materializan su trabajo en un único LP en 1981, registrado, producido y publicado por el sello IZ, bajo la órdenes de Ángel Katarain y Txema García. Este álbum homónimo de sugerente portada contaba con nueve temas: ‘Zen dantza’, ‘Ihauteri asteastea’, ‘La pitusa’, ‘Kondairak’, ‘Azken juizio eguna’, ‘Gezurrak’, ‘Blues trena’, ‘Errekorteal’ y ‘Milky funcky’. Todas la canciones tenían un denominador común, el compositivo, que corrió a cargo de Manu Diego de Somonte, a excepción de ‘Errekorteak’ que contó con la participación de todo el grupo.

En el apartado de actuaciones en directo, Zen pisó la mítica sala bilbaína La Jaula, por la que pasaron toda una generación de grupos del momento en Euskadi. También recorrieron diferentes puntos de la geografía vasca con actuaciones por Baracaldo, Lekeitio, Vitoria, Vergara, Llodio o Algorta, entre otros.

Después de esta aventura, se pierde la pista de las posteriores andanzas de sus músicos, si es que las hubieron.

Como dato añadido, nombrar a otra banda del mismo nombre pero diferente nomclatura, Z.E.N. (banda de rock 1985-1991), también procedentes del País Vasco, en este caso de la alavesa localidad de Llodio.



Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: dlsi.ua.es, derribosbajoelagua.blogspot.com, Canal Youtube Nuevaola80)

Eduardo Bort

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
El valenciano Eduardo Bort fue uno de los músicos españoles que encarnaron con mayor precisión el inspirado virtuosismo del mejor rock progresivo de los años setenta.

Lo hizo rayando a un nivel equiparable al de cualquier figura europea o anglosajona. Tanto en conciertos apabullantes, según cuentan las crónicas del momento –entre ellos, los que ofreció en festivales como Ademuz Rock Country o Canet Rock, antecedentes de nuestros grandes festivales actuales, e incluso el que se dio en un portaaviones norteamericano que repostó en Valencia camino de Vietnam– como en discos tan sobresalientes como su álbum homónimo de 1975, 'Eduardo Bort', un extraordinario trabajo publicado por el sello Gong/Movieplay. Un Lp histórico del rock español, el trabajo por el que siempre será recordado.

Aquel primer álbum homónimo, la cumbre de su carrera y una de las piedras angulares del rock progresivo europeo, culminaba todo lo aprendido por Bort en sus años de fogueo como músico al frente de formaciones previas como Los Bodgies, Los Exciters o Yann. Se trata de un disco prácticamente único en el contexto del rock valenciano y español del momento, un trabajo singular y aventurado, que podía permitirse mirar de tú a tú a sus referentes foráneos. Fue registrado en los estudios Adiofilm de Madrid, en el que el mismo Eduardo hizo las funciones de productor y el trabajo de mezclas. En el disco colaboraron un importante elenco de músicos: Marino Hérnandez (bajo), Tico Balanzá y Vicente Alcañiz (baterías); y José Soriano y Pepe Dougan (teclados).

Su intermitente trayectoria continuó más tarde por vericuetos más cálidos y convencionales, los del estimable 'Silvia' (Bambule, 1983), dedicado a la memoria de su hija, prematuramente fallecida, y –esta vez, sí– más cercano a lo que por aquel entonces propugnaba Carlos Santana, pero acogido con mayor discreción porque las modas del momento dictaban otras tendencias, con el eco de la new wave y del pop sintético resonando por doquier. Nuevamente con Bort a la producción, en este caso 'Silvia' se grabó en los estudios Kirios (Madrid), en el que repiten en la base rítmica Marino Hernández y Vicente Alcañiz, además de la percusión de Pepe Ébano y los teclados de Alfonso Gimeno.

Su último disco, apareció en 2012, en el que homenajeaba al desaparecido Vicente Ausina, conocido como "Charly Buffalo",  para PM Produccions. Ausina fue un histórico músico y técnico de sonido que formó parte en los años setenta de 'L'Home de cotò en pél', la primera ópera rock escrita en valenciano, estrenada en 1974 en València. El cineasta Isaki Lacuesta filmó el viodeoclip de la canción 'Amar o Julia'.

En 2014, Warner Music Spain reedita su primer histórico álbum que se ha llegado a cotizar en las webs de coleccionistas de discos a nada menos que 1.700 dólares por una copia.

Entre los nombres con los que ha colaborado Eduardo Bort a lo largo de su carrera, ya sea como compañeros creativos o en su menos conocida faceta de productor, figuran Pau Riba, Charly Buffalo, Gualberto, Max Suyer, Denny Laine, Fabio Miano o Geoff Britton (de los Wings de Paul McCartney). Eduardo Bort giró por escenarios de toda Europa, Sudamérica y Japón.

Bort mantenía durante los últimos años su lucha particular contra un cáncer de pulmón, y sabía que cada día que pasaba era como un regalo que no había que desaprovechar. Por eso, en 2019 se celebró un concierto de homenaje a toda su carrera en el Teatre Principal de Valencia, acompañado de un buen puñado de músicos –Julio Galcerá, Max Sunyer, Jorge Pardo o Miguel Galán (Medina Zahara) entre ellos–, con los que rescató clásicos de toda su trayectoria e incluso empezó a rodar material del que debería haber sido su nuevo trabajo.

En febrero de 2020, Eduardo Bort fallecía a la edad de 72 años produciendo un hondo pesar en todo el entorno musical nacional. “El estilo de Eduardo Bort y su banda entroncaba directamente con la progresía europea del momento”, afirmaba su amigo, el guitarrista Salvador Domínguez, en el imprescindible volumen Los hijos del rock. 'Los grupos hispanos 1975-1989' (SGAE, 2004). “Nadie en Valencia representa mejor que el guitarrista valenciano la esencia de lo que fue el rollo de los 70 en estas benditas tierras, compitiendo seriamente con los mejores del Estado”, decía de él el cronista Vicente Fabuel en el en el libro colectivo 'Historia del Rock en la Comunidad Valenciana' (Avantpress, 2004).



Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: eduardobort.es, elpais.com, Salvador Domínguez en 'Los grupos hispanos 1975-1989', Vicente Fabuel en 'Historia del Rock en la Comunidad Valenciana', Canal Youtube Eduardo Bort)

Boxer

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Desde tierras riojanas aparece esta banda en 1988 que se ubica concretamente en la localidad de Nájera. Boxer estaba compuesto por Enrique (voz), Javier Nalda (guitarra), Pablo “Pably” Hermosilla (bajo) y Kike “Kuki” González (batería). Después el vocalista fue sustituido por Roberto.

Sus inicios se remontan a la Orquesta Claxon, donde militaban tres de sus miembros, Javier, y la base rítmica, Pablo y Enrique. Después de pasar tres años en la orquesta, a Javier anhelaba formar un grupo de heavy-metal, hecho por el que embarca a dos de sus compañeros de orquesta más el vocalista Enrique para formar Boxer.

Rápidamente empiezan a componer sus propios temas y se presentan por diferentes escenarios de la geografía riojana, tomando como debut su concierto del Politécnico de Logroño, hasta llegar a participar en la muestra anual Morrorock. Por este hecho, RNE publica el disco ‘Muestra Pop-Rock de La Rioja 1988’ con varios de los grupos participantes, entre ellos, Boxer que dejan su primera y única constancia sonora con el tema ‘Facha’. Los otros nueve grupos fueron Más Solos que la Una, Pepos Blues, División Azul, La Cruz, Miembros Activos, Doctor Eskombro, Extrago y Lazarus.

Comienzan a prodigarse en directo y visitan localidades como Huércanos (actuando con Raid Siren) o Casalarreina (en esta ocasión acompañados por Profanación). También realizan una destacable actuación en la mítica sala logroñesa Managua, auténtico templo del rock riojano, donde telonean a las británicas Girls School, grupo apadrinado por el bajista fundador de Motorhëad Lemy Kilminster. De este concierto graban un video en VHS que va rodando por bares y garitos de la zona.

Aunque el nivel de promoción fue bastante escaso, su índice de popularidad va subiendo hasta el punto que el productor de televisión Luis Brox, les propone componer la banda sonora para un anuncio de la D.G.T. Boxer graba ‘Móntala y vuelve’, pero al final quedó inédita por un triste desencuentro con el destino, ya que la responsable publicitaria de Tráfico en La Rioja fallece en un accidente aéreo con lo que queda desestimado el proyecto.

Después de realizar numerosos directos y apariciones en la televisión regional, el grupo termina disolviéndose en 1993, dejando para la posteridad ese tema del recopilatorio de la Muestra, ‘Facha’, y otros como el mencionado ‘Móntala y vuelve’, ‘Buitres’ o ‘Falsa princesa’.

Dieciocho años después de su separación, Boxer vuelve a la carga en 2011 para seguir en activo hasta la actualidad, realizando numerosos conciertos (Villarramiel, Baños de Río Tobía, Badarán, Alcañiz, Alegría de Oria, Pedroso, Vitoria, Logroño, …), pero sobre todo, destacando aquel con el que en 2013 conmemoraron su 25 aniversario en La Terraza de Parrales en su localidad natal.

La banda actual la forman tres de los componentes originales, Javier, Pablo y Kike, completándose con la vocalista femenina Cristina Garoña y el guitarrista Carlos Pardo.



Redacción Nuevaola80. Reyes Sánchez.
(Aportaciones: jaleoriojano.com, Francisco Gonzalo en ‘…Y estalló el Rock’, losparrales.com, larioja.com, Canal Youtube Pedro Ocete)

091 (4)

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Carlos Redondo en sus primeros años con Los Locos
Efímera banda gijonesa de recurrido nombre que se forma en 1981 por músicos que, posteriormente, fueron protagonistas de la historia musical más popular del Principado durante los años ochenta, incluso de los noventa.

Entre ellos, encontramos nombres como el de su guitarrista Nacho Villaverde, más tarde en formaciones como Néctar o el recordado bajista Carlos Redondo, fallecido en accidente de tráfico en 2006, que militó en aquellos inolvidables Los Locos.

Participaron en el concurso Villa de Gijón, en su edición de 1981, celebrada en la Plaza de Toros de Gijón, con presencia de formaciones tan importantes como Ilegales. 091 llegó hasta la final, pero lo más destacable es que Paco Martínez, guitarrista de Los Locos, impresionado por la solvencia a las cuatro cuerdas de Carlos Redondo, no duda en proponerle su incoporación al grupo.

Pero eso ya es otra historia.

En 2018, el Ayuntamiento de Gijón concede el nombre del grupo Los Locos a un parque en el barrio de Nuevo Roces, en una placa en la que aparecen nombre e imagen de Carlos Redondo, Paco Martínez y el letrista Boni Pérez.

Como 091 han surgido varios grupos repartidos por distintas localidades de nuestro país. La más importante, sin duda, la de los granadinos de José Antonio García y José Ignacio Lapido, pero también las hubieron en Baracaldo, en formato punk, y otra de rock en Vigo.

Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: Rafa Balbuena en 'No se salva nadie')

Pispirutos

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Pispirutos está considerada como la primera banda punk de Erandio (Vizcaya). Formados en 1981, ellos fueron Yuyu (voz), Mo (guitarra), Juani (bajo) y César (batería).

Crestas, chupas, drogas y mucho desfase fueron los ingredientes principales que envolvieron las vivencias de estos cuatro chavales que hacían de su forma de vida una forma de estricta diversión. Comenzaron a ensayar en una pequeña droguería conocida como Ategorri.

Lejos de alinearse políticamente, en una ocasión les surgió la posibilidad de tocar para un partido político, en plena campaña electoral. La formación política, Ezker Batua, les prometió que les iban a pagar bien, con una buena cena incluida, pero al final cuatro bocadillos y una “nómina” ridícula provocaron tal enojo en los Pispirutos que le dieron una patada a la bandeja de la “suculenta” cena y tocaron sólo tres canciones, para acabar toda la noche bebiendo en un bar.

Allí donde iba el grupo surgía el caos. Incorregibles totales tuvieron problemas con la policía nacional del pueblo que los tenía fichados, y en más de una ocasión, dando con sus huesos en el calabozo; con la iglesia, un día que se metieron en una para dormir en su interior con el consiguiente desastre con el vino y resto de “material sagrado”; o en locales donde se les vetaba la entrada como la discoteca Burbujas por haberla liado en alguna ocasión; les llegaron a pegar un tiro en el hombro a uno de ellos por dormir en un vagón de tren, y absolvieron al guardia jurado alegando que tuvo una mala noche…, por no hablar de la exacerbada irreverencia en sus letras (“yo me cago en el ministro del interior, yo me cago en un concejal, en la municipal y en dios”), clara muestra de su provocadora forma de vida, simplemente “reflejábamos con diversión la represión y lo que vivíamos día a día”, afirman.

Como muestras sonoras se conserva un directo en Leioa de 1985 de escasa calidad en el que retoman un tema de Qloaca Letal, ‘Ya te vale policía’, y una maqueta registrada en el local de ensayo donde contaron con la presencia de Sabin Kareaga que se tituló ‘Feliz Navidad’, y que además portaba otros como ‘Fuera el gas’, ‘Adelia’, ‘¿Dónde vas Manolo?’, ‘Kaos SA’, ‘Marginación’, ‘Rabia entre los dientes’, ‘Odio’, ‘Mundo podrido’, ‘Erandio raajo’, ‘Judios a mamar’ o ‘Explotar en mil pedazos’.

El grupo terminó por disolverse en 1986 después de realizar diferentes actuaciones junto a otros grupos vascos como las bilbaínas Vulpess, los barcaldeses Komando Batikano, los elgoibarreses Hugh o los ordiziarras Potrotaño, aunque la última aparición en público la realizaron con los grupos Talión y Skalope en Astrabudua.

Las historias posteriores de sus miembros fueron Decandencia Dudosa en el caso de César y, por su parte, Mo militó en Acelerados, Skalope y Daisy Cuttera. Yuyu se apartó por completo del mundo de la música.



Redacción NO80s. Pedro J. Pérez.
(Aportaciones: Andoni Fernández en ‘Mierda de Bizkaia’, punkke.blogspot.com, Canal Youtube Nuevaola80)