Los Tristes

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Trío formado en Mieres (Asturias) en 1986 por José Quiroga (voz y guitarra), Tino Díaz (bajo y coros) y Juan Oliva (batería). 

El origen de esta banda está en la Zacarías Salsipuedes Blues Band, donde tocaba José Quiroga. Un espabilado fan del grupo, Tino Díaz, recibe la invitación de aquel para formar un nuevo grupo el mismo día que Salsipuedes se fue al garete. Ambos músicos, armados de guitarra y bajo, se proponen buscar un batería, recayendo el cargo en Juan Oliva, un visceral rockero amante de los grandes grupos de los setenta. De origen burgalés, se había pasado media vida todando en orquestas de pachanga y tres cuartos de la otra en grupos del más variado pelaje.

El nombre del grupo "era una forma de protestar en una época en la que todos los grupos se ponían nombres potentes, los más chulos, los más fuertes, y los más ostentosos. Era, en resumen, una broma con intenciones", explica Tino.

Empiezan a ensayar en el pub El Rodapié de Mieres. Pronto surgen, de modo improvisado y anárquico, las primeras piezas, dice Tino "sencillamente, te ponías a tocar, nos seguíamos unos a otros y, o salía el núcleo de una canción o habías pasado un par de horas geniales".

No pasa mucho tiempo cuando, "por gestión vecinal", se ven obligados a cambiar de lugar de ensayo, y empiezan a compartir un local junto a Los Coronados, pero sólo les dio para un día, debido a nuevas quejas de sus vecinos. Tras ser desoídos por el ayuntamiento de su ciudad natal en repetidas ocasiones en pos de encontrar un lugar donde tocar sin molestar, finalmente se ubican en una sidrería sita en El Llano (Gijón), donde gracias a una grabadora de cuatros pistas de Toni empizan a registrar su propio sonido en diferentes maquetas, por lo que se presentan al Concurso de Maquetas de Asturias y quedan finalistas. Al año siguiente, en 1990, lo vuelven a intentar y lo ganan.

Como premio graban un disco que registran en los estudios de Paco "Loco", siendo el primer grupo que lo hace en este estudio (por entonces llamado La Cueva, y luego ODDS). Colabora Miguel Ogando (saxo), Yolanda Sangrientos (coros) y José San Julián (teclados). Fusión fue la discográfica encargada de darle salida al plástico, pero la precariedad econónomica que atravesaban resultó nefasta para su promoción. Aún así los temas de '...Y tan contentos', título de este trabajo, no desmerecían en absoluto el trasfondo mencionado, donde la oscura 'Black Jack' contrastaba con la lírica 'El mar', y la maravillosa pieza a voz y guitarra trabajada la última noche de las grabaciones entre Paco y José, 'En noches como ésta', para cerrar el Lp. Como single apareció 'Soul/No es lo mismo pero es igual', muy escuchado en radios y de escasa repercusión en ventas.

En 1990, y con motivo de la capitalidad europea de la Cultura, Los Tristes representan a Asturias en un festival organizado en Glasgow a nivel continental. De regreso, una serie de desafortunados conciertos y la falta de discográfica minan la moral del trío. Sin local de ensayo y tras un aciago concierto en Llanes en el que no pueden concluir ni el primer tema del repertorio, Los Tristes dan por finalizada su andadura en 1991.

José iniciará una zigzagueante trayectoria como músico a sueldo, acabando por dedicarse a la música de jingles publicitarios. Juan sería batería sustituto de Fermín Álvarez en el primer Mini-Lp de Los Buges y, muchos años más tarde, en los "folixarios" Skanda. Tino continuó una temporada en Rugientes 40, olvidado grupo del Caudal y, más actualmente, ejerciendo como bajista de Hollyday Fleet.

En 2007 aparece el libro 'No se salva nadie. Crónica del pop-rock en Asturias (1979-1990)', obra del periodista Rafa Balbuena publicada por Norte Sur Records que incluye un Cd recopilatorio con un buen número de bandas del Principado. Entre ellas, Los Tristes, con su 'Black Jack'.

Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez
(Aportaciones: Rafa Balbuena en 'No se salva nadie')

1 comentario:

  1. Hola: Soy Tino Díaz. Gracias por el artículo, no lo recordaba y me parece un ejercicio de síntesis genial . Después de leerlo hoy, quería comentar que -en rigor- esa edición del concurso la ganó UHP; nosotros fuimos segundos. Me ha gustado leer crónicas de los viejos tiempos.

    ResponderEliminar