Casablanca

[Discografía] [Conciertos] [Prensa recortada] [Se fueron] [Imprenta]
Grupo formado en 1985 a raíz del trío Mamut formado por Pachi Escolano (guitarra), Carlos "Nano" Hervás (bajo y voz) y Pepe Rodríguez (batería) a quien se les unió Terry Barrios (batería, guitarra y voz), ex de Topo.

Ese año grabaron su primer disco, 'Rock and Roll en el bar de Rick'. El periodista Luis Carlos Buraya, una autoridad musical en la época, fue el productor y quien movió los hilos para conseguir el primer contrato discográfico de su carrera.

En 1985 firman con Dro Rock, una nueva división de Dro, compañía independiente que crecía como la espuma al abrigo de la famosa “movida madrileña” de los años 80. Pero aquel matrimonio no podía salir bien, porque ni la compañía sabía ni quería saber realmente nada de todo aquello que no fuera pop, ni Casablanca, rockeros de toda la vida (y más bien duritos), estában por la labor de bailarle mucho el agua. El resultado fue que, ante la falta absoluta de apoyo promocional por parte de Dro Rock, solicitaron la rescisión del contrato y, una vez concedida, ficharon por Fonomusic, que reeditó otra vez el álbum, dándose un hecho insólito en la historia de la música española: un mismo disco fue editado por dos compañías discográficas diferentes en el espacio de 7 meses.

Muchos de los temas procedían de la anterior etapa de Mamut, y se regrabaron temas que ya existían con distintos arreglos. Era un disco potente y muy marchoso, sin llegar a recibir la etiqueta de “heavy”, con textos divertidos que hablaban de marcianas amorosas, enfermeras estrechas o rockeros que echaban de casa a su padre. Se extrajeron los singles 'Corta la sesión' y 'Rey del siglo XXi', que recibieron una excelente acogida en los programas especializados de rock y llegaron a entrar en algunas de las principales emisoras de radio-fórmula, cosa harto difícil en aquellos momentos. En la grabación del Lp, del grupo Santa, una de las bandas de rock duro de culto en aquellos momentos en Madrid, con su voz torrencial y rota, y Victor Ruiz, teclista de Topo. Con el disco debajo del brazo hicieron mucha promoción en las emisoras enrolladas, tocaron en grandes festivales, volvieron a muchos de los sitios que ya habían visitado como Mamut y consiguieron debutar en televisión. En Radio Zamora, donde nunca habían ido a tocar, les concedieron el premio al grupo de rock revelación del año.

Y así llegaron hasta 1987. Terry había tenido que abandonar el grupo porque su dedicación a Topo no le permitía a veces responder a Casablanca como él quería, pero seguía estando con ellos siempre que podía, en ensayos, directos, juergas en los bares, sesiones de futbolín y en lo que se terciase.

Configurados como trío de nuevo afrontaron la grabación de su segundo disco 'La Noche', para el sello Snif, una independiente creada por el grupo Asfalto, donde se sentían mucho más cómodos. Estaba dirigida por músicos de rock como Casablanca, Julio Castejón y Enrique Cajide, guitarrista y batería de Asfalto respectivamente, que hablaban el mismo lenguaje. La producción corrió a cargo de Julio Castejón y significó un trabajo mucho más cuidado en lo que a composición y arreglos se refiere comparado con 'Rock and Roll en el bar de Rick'. 'La Noche' supuso un giro en el estilo musical de Casablanca, con la incorporación generalizada de teclados a cargo de Miguel Ángel Collado, alias “Barrocker”, que nunca perteneció a Casablanca pero siempre estuvo para ayudándoles como si fuese uno más del grupo, y arreglos vocales a mansalva. Cantaron y arreglaron para ellos Lele Laína y Terry Barrios de Topo, Iñaki de Cadillac, algunas amigas y, por supuesto, Julio Castejón, que también tocó algún teclado. Para completar el elenco de colaboraciones, es justo recordar ese par de solos de Salvador Domínguez.

La música de Casablanca seguía teniendo su propio sello de identidad, cañero y cachondo, pero este segundo álbum les abrió más hacia el gran público. Buena prueba de ello es que llegaron a estar entre los 10 primeros de los 40 principales con el single 'Una Vuelta Más'. Actuaron en el Gran Musical, volvieron a hacer más televisión (vídeo) y se multiplicaron las entrevistas en radio y medios escritos. La presentación oficial del disco tuvo lugar en La Gruta, en Madrid, donde tocaron dos días, con un pase exclusivo para prensa y gente de los medios y dos sesiones para el público.

En 1989 Pepe deja el grupo por razones personales y Terry, siempre cercano, aprovechó su salida de Topo para volver a donde mejor se lo pasaba, es decir, en Casablanca. Así, otra vez con él, que siempre era una fuente importante de creatividad y conocimientos musicales, se metieron en el estudio a grabar 'Río', su tercera entrega discográfica. La producción corrió a cargo esta vez de Lele Laina, guitarrista de Topo, y volvió a ser un peldaño más en la búsqueda de nuevos horizontes musicales. Más arreglos, más sonidos diferentes, más madurez en definitiva.

Fue una lástima que la compañía Snif estuviera ya en horas bajas, porque eso significó una absoluta falta de recursos para promoción y apoyo. La banda se enfrascó, sin más cobertura que su propio esfuerzo, en una gira de presentación que les llevo a diversos escenarios de Madrid y alrededores, terminando en Don Benito (Badajoz), en un macro festival con Panzer, Sangre Azul y Barón Rojo entre otros. Esa fue la penúltima vez que Casablanca actúo con sus dos miembros fundadores, Pachi y Carlos sobre el escenario. Era septiembre de 1989. En Enero de 1990 decidieron separarse. Habían sido unos años maravillosos, todos juntos haciendo música, alimentando ilusiones y cumpliendo metas, y la falta de perspectivas razonables les llevaron a dar por concluida esa etapa de sus vidas para buscar otros cauces individuales.

La última actuación de Casablanca fue el 23 de diciembre de 1992, en el homenaje a Terry quien fallecía el 14 de Septiembre de ese mismo año. Pachi y Carlos volvieron a juntar Casablanca, con la ayuda de Carlos Yebra a la batería y Miguel Ángel Collado “Barrocker” a las teclas para actuar, junto a Miguel Ríos, Leño, Asfalto, Topo, Labanda y muchos ilustres más en la Sala Canciller en el concierto más emotivo y bonito de su carrera, cantando y tocando a tope para que Terry les oyera.

Los años posteriores fueron ya años de andaduras individuales. Pachi siguió inmerso en la música como productor al frente de su propio estudio y Carlos se dedicó a sus negocios personales.

Y llega 1995, Pachi Escolano, que vive y vivirá siempre agarrado a una guitarra, empezó a pergeñar un nuevo disco de Casablanca, por primera vez sin “su Nano”. El resultado fue 'Cuatro', un disco que no es otra cosa que su obra personal, grabado en puro trío con sus amigos Candi y Ángel, aunque, a última hora, metió la voz la gran Lourdes del Pino, cantante profesional y reputada donde las haya. El disco obtuvo excelentes críticas y se distribuyó de forma privada, llegando copias a sitios tan dispares como Japón, Cuba, Holanda y Finlandia. La banda descargó en directo con enorme impacto, especialmente como invitados de Paul Rodgers en el Canciller II de Madrid, donde Carlos “Nano” Hervás hizo una aparición estelar cantando 'Corta la Sesión'.

Un concierto compartiendo cartel con Coz en Mayo de 1997 fue la última aparición de esta última formación de Casablanca. Desde entonces y hasta 2005, cada uno de los componentes del grupo ha ido por libre: Pachi volcado en la producción, y Carlos dedicado a la actividad empresarial, aunque tocando de vez en cuando con amigos aquí y allá. Pero es en ese año cuando aparece un recopilatorio en el que recogen diez temas de sus cuatro discos editados, como 'Corta la sesión', 'Una vuelta más', 'Pregunte a su mujer', 'Deseo'... aunque los catorce cortes se completan con 'Me liaste niña' y 'El planeta del placer', dos canciones grabadas en 1984 que nunca fueron publicadas hasta hoy; otras, aunque conocidas son mezclas inéditas no utilizadas en los Lps en los que se dieron a conocer, y también se incluye 'Donde tus ojos miran' registrada en directo en 1996... Casablanca lanza este Cd como punto de partida de una nueva etapa en la que a Patxi y Nano se unen el batería José M. Fdez. (ex Marshall Monroe) y un buen cantante: Iñigo Israel. Con ellos (y de ahí lo de “y un día” del título) han grabado el tema 'Mamut', incluido en el disco.

En 2008, el sello Leyenda Records reedita su más importante disco cuando comenzaban 'Rock and Roll en el bar de Rick'. A las nueve canciones que puso en la calle Fonomusic (tras el descalabro de DRO Rock en 1986) se unen ahora otras cinco sacadas de maquetas o bien temas que quedaron fuera del disco en su momento.

Al año siguiente aparece 'Apostando contra el avestruz' el último trabajo de la banda hasta la fecha. Grabado hacía más de un año, Factoría Autor lo pone en circulación en 2009. Es un álbum que cuenta con el trabajo y colaboración de un buen número de músicos afines a Casablanca: Pachi Escolano (fundador de Casablanca), Julio Castejón (Asfalto), Lele Laina (ex Asfalto, Topo), José Luís Jiménez (ex Asfalto, Topo), Miguel Oñate (ex Asfalto, solitario), Luís Cruz, Raúl Santana, Viti Ilarraza o Carlos Parra son algunos de los conocidos invitados de este quinto trabajo de estudio.



Redacción NO80s
(Aportaciones: lawebdecasablanca.com, metal4all.net)

No hay comentarios:

Publicar un comentario